Perú: 3 retos para el elegido

Perú: 3 retos para el elegido

Más allá de pullas y escándalos que han marcado la segunda vuelta de la campaña electoral peruana –que hoy culmina en las urnas–, Ollanta Humala o Alan García, quienquiera que resulte ganador y asuma la Presidencia, desde el 28 de julio próximo hasta el 2011, encuentra un país con cifras económicas en azul, pero deberá concentrarse en reducir la enorme brecha entre ricos y pobres y consolidar la frágil democracia. Muchos de los desafíos económicos y políticos planteados que tendrá el próximo gobernante son precisamente las tareas inconclusas del mandatario saliente, Alejandro Toledo.

04 de junio 2006 , 12:00 a. m.

Darle la pelea a la pobreza.

El flagelo de la pobreza afecta a casi la mitad de la población de Perú.

En ese sentido, el sociólogo y analista político Nelson Manrique observa que “el gobierno de Alejandro Toledo deja una economía creciente, pero con una tremenda deuda social, que requiere una nueva política de redistribución, y cambiar la estructura tributaria, para lograr una mayor equidad tributaria.

Es decir, que los que tienen más paguen más impuestos”.

Para José Luis Sardón, director de la Sociedad de Economía y Derecho de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas de Lima, no basta con aplicar programas sociales, sino que es preciso atraer inversión privada.

“Tenemos mucho que aprender de Chile, en lo económico, y de Colombia, en lo político. Chile es ejemplo en las políticas de reducción de la pobreza mediante la inversión privada. Colombia, pese al problema de la guerrilla, destaca por la continuidad del proceso constitucional”, dice Sardón.

Y añade que el gran reto económico será incrementar el crecimiento promedio anual al 7 por ciento, y “que el nuevo mandatario implemente a fondo el TLC con E.U., aprovechar al máximo, sin trabas legales, el libre comercio”.

Apuntalar la democracia y perseguir a los corruptos.

“Reconstruir la credibilidad del sistema democrático, será sin duda un reto fundamental. Esto se lograría con un gobierno de amplitud. Hay preocupación por el copamiento del Estado por el Apra en caso de que Alan García sea elegido. Y sobre Humala, preocupación por los personajes con quienes va a gobernar. Creo que lo ideal sería contar con técnicos independientes y generar una plataforma amplia de gobierno”, dice el sociólogo y analista político Nelson Manrique.

La resaca de la corrupción en el régimen fujimontesinista no fue superada durante el gobierno de Toledo. Fujimori actualmente en libertad condicional en Chile y su ex asesor de Inteligencia inmiscuyéndose en la política nacional desde la cárcel, son el amargo balance de una pobre política anticorrupción.

“Será clave la transparencia, ya que Perú proviene de un periodo de corrupción muy grande y se requiere urgente lograr la credibilidad de sus instituciones, entre ellas la del sistema de justicia”, agrega Manrique.

Apersonarse de los DD.HH.

El cumplimiento de las recomendaciones de la Comisión de la Verdad y Reconciliación, uno de los principales esfuerzos del presidente Alejandro Toledo en materia de Derechos Humanos, es un tema prioritario para el próximo gobernante.

Entre las medidas pendientes a ejecutar se cuentan las indemnizaciones a las víctimas y familiares que sufrieron violaciones de sus DD.HH. durante los sangrientos años del terrorismo. Se trata de un compromiso asumido por el Estado peruano independientemente del gobierno de turno, cuyo cumplimiento se espera para cerrar las heridas de la violencia política.

Los DD.HH. cobraron especial importancia debido a los cuestionamientos a ambos candidatos en este tema. Alan García es acusado de haber ordenado la ejecución de decenas de presos por terrorismo durante su gobierno, en la denominada “matanza de los penales”, La represión militar y policial ordenada por el entonces presidente García y sus ministros dejó un saldo de más de 300 presos muertos, en un motín en 1986. El caso nunca fue resuelto ni tampoco se establecieron responsabilidades.

Ollanta Humala, por su parte, no ha respondido aún sobre las denuncias de presuntas violaciones de los derechos humanos a civiles inocentes, cuando luchó contra el terrorismo al servicio del Ejército, bajo el seudónimo de ‘Capitán Carlos’.

De 6% a 11% es la diferencia que Alan García le lleva en sondeos a Ollanta Humala.

En manos del 7% de indecisos podría estar el futuro del Perú. Ayer se divulgó que la Unión por el Perú, de Humala, ocupará 45 (de 120) escaños en el Congreso. El Apra, de García, tendrá 36.

QUIÉN ES OLLANTA HUMALA » Lo bueno: Propone una redistribución de la riqueza.

» Lo malo: Se teme que sus reformas caigan en el autoritarismo.

» Lo feo: Se convirtió en héroe por un levantamiento militar contra el presidente Alberto Fujimori (2000). Pero ahora se asegura que todo no fue más que una ‘cortina de humo’, pues ese mismo día se fugó del país el ex asesor de Inteligencia Vladimiro Montesinos.

OLLANTA, EL 'REFORMADOR' Haremos la gran transformación que consiste en construir un modelo alternativo al neoliberal”.

QUIÉN ES ALAN GARCÍA » Lo bueno: Se le ve muy moderado y reflexivo, y parece haber sacado lecciones de su vida de perseguido y exiliado.

» Lo malo: Su primer gobierno. Dejó una crisis financiera con una hiperinflación histórica.

» Lo feo: Se le acusa de haber dejado durante su mandato más de 1.600 detenidos-desaparecidos en la lucha contra la guerrilla.

ALAN, EL 'MAL MENOR' Muchas personas se plantean que soy el mal menor (...) Eso no me halaga.

Pero es un mal necesario”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.