Proyecto de reforma a la salud, en ‘estado de coma’

Proyecto de reforma a la salud, en ‘estado de coma’

Dos años de dilatado trámite en el Congreso ha vivido el proyecto de reforma de la salud, que de no salir aprobado el próximo martes de la Comisión Séptima de la Cámara, pasará a dormir el sueño de los justos por vencimiento de términos. (VER GRAFICO)

01 de junio 2006 , 12:00 a. m.

Temas como la integración vertical, los subsidios parciales, la cobertura universal y el financiamiento del sistema pusieron en orillas opuestas tanto a las EPS como a las IPS, ante la mirada impávida de un Gobierno que en la última etapa del trámite legislativo perdió, al parecer, el interés por impulsar una reforma que fue de su autoría.

Las aseguradoras, representadas principalmente por la Asociación Colombiana de Empresas de Medicina Integral (Acemi) dieron la pelea, esencialmente, por la eliminación de la integración vertical. Una medida que los obligaría a restringir su capacidad de contratación de los servicios de salud con su propia red de clínicas.

Según Augusto Galán, presidente del gremio, tal disposición, a parte de violar el derecho al libre ejercicio empresarial, pondría en peligro el equilibrio económico de las empresas. Posición que no comparte ni el Gobierno ni las IPS, pero que ha tenido acogida en un sector de congresistas.

En contraposición a las EPS, han estado las instituciones prestadores del servicio, quienes a través de la Asociación Colombina de Clínicas y Hospitales (Achc), defendieron esa integración como una medida necesaria para evitar las situaciones de posición dominante de las Promotoras, que a su juicio, hoy los pone en desventaja a la hora de contratar los servicios.

En el otro lado, el Gobierno y el Congreso, particularmente la Cámara de Representantes, casaron la pelea (punto que estancó definitivamente el proyecto) por el mecanismo de financiación de la ampliación de la cobertura del régimen subsidiado, uno de los objetivos fundamentales de la reforma.

Mientras que para los ministerios de la Protección Social y de Hacienda, Diego Palacio y Alberto Carrasquilla, la destinación del 4x1.000 para la salud de los pobres, incluida en el proyecto por el Senado, no es viable, los Representantes creen que esa es la alternativa.

Según los congresistas es evidente que en tal condición el Gobierno no tiene el interés de empujar el proyecto.

Eduardo Alvarado, viceministro de Salud, explicó que el Gobierno dará la pelea para que el proyecto alcance a pasar. Aunque aclaró que si la inciativa se hunde, el próximo 20 de julio la presentarán nuevamente.

70 foros de análisis y dos años de trámite en el Congreso ha pasado la reforma de la salud

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.