Secciones
Síguenos en:
Soyeros acusan a palmeros de matar a los

Soyeros acusan a palmeros de matar a los

El 21 de marzo pasado el Center for Science in the Public Interest (Centro para la Ciencia en el Interés Público) de Estados Unidos publicó un aviso de una página en el New York Times, en el que acusa al aceite de palma (materia prima para la producción de galletas, helados, maíz pira de microondas, etc.) de ser producido a costa de la destrucción de los hábitats de animales salvajes en extinción, como los orangutanes.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
14 de mayo 2006 , 12:00 a. m.

El aviso dice “¿Muriendo por una galleta?" y en él aparece la imagen de un pequeño orangután acompañado de calaveras de sus congéneres, que han desaparecido por la destrucción de las selvas tropicales.

El anuncio además recomienda que para evitar estos crímenes ambientales se consuma productos elaborados con aceites de soya, maíz, canola o maní, “que no dañan las arterias, ni la selva”.

Esta publicidad inmediatamente levantó la ira de los productores de palma de aceite, el cual solo se da en los países tropicales. Ellos consideran que esta campaña es engañosa y es una estrategia de sus competidores estadounidenses, especialmente de los que producen aceite con maíz y soya, para no perder el mercado que poco a poco está ganando la palma en el país del Norte.

El primero en reaccionar fue Malasia, mayor productor mundial de aceite de palma, pero también lo hicieron los palmeros colombianos, quintos productores del planeta.

Fedepalma envió una carta al New York Times en la que busca aclarar a la opinión pública estadounidense que en Colombia no hay orangutanes, que esta agroindustria protege el medio ambiente y que el aceite de palma para ser usado en la industria no requiere pasar por un proceso de solidificación, por el que sí pasan los aceites de soya y maíz, y en el cual se producen unos ácidos perjudiciales para la salud.

Una historia que se repite.

En la década de los ochenta la asociación de soyeros estadounidenses realizó una agresiva campaña publicitaria para atacar al aceite de palma y evitar su consumo en E.U., argumentado que era perjudicial para la salud. Su cometido lo lograron por varios años, pero ahora la palma se está abriendo mercado en Estados Unidos y por eso sus productores se sienten tan golpeados con la nueva campaña.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.