ECONOMIA ABIERTA HOMMES Y EL GASTO SOCIAL

ECONOMIA ABIERTA HOMMES Y EL GASTO SOCIAL

Miguel Urrutia Hace unos años Rudolf Hommes publicó un informe especial titulado Disparidad en la calidad de la vida de las ciudades colombianas , en la revista Estrategia. La tesis central del artículo, sustentada con información estadística muy completa, era que no sería difícil eliminar la pobreza absoluta en las grandes ciudades colombianas. Las investigaciones del actual Ministro de Hacienda le sugerían que la pobreza en una ciudad como Bogotá estaba muy concentrada en unos pocos barrios, y que por lo tanto no debería ser difícil diseñar programas de gasto social para reducirla significativamente. Por ejemplo, en dos de los 523 barrios de Bogotá, la tasa de alfabetismo estabe en 1981 entre 50 y 62.5 por ciento, mientras que el promedio para la ciudad era de 93 por ciento. En dos barrios la tasa de sobrevivencia de la población (hijos vivos sobre el número total de hijos), estaba entre 0 - 25 por ciento, contra una tasa promedio de 92 por ciento para la ciudad. Aunque en Bogotá

01 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

La tesis de Hommes es que sería muy fácil mejorar radicalmente los índices de bienestar en Bogotá y otras ciudades si la acción de la alcaldía y el gobierno nacional se concentrara en solucionar los problemas de servicios públicos, educación y salud en unos pocos barrios. Si en lugar de establecerse subsidios generalizados a los servicios públicos y en educación y salud se focalizaran los gastos en los bolsillos de pobreza urbana, podría mejorarse radicalmente el bienestar de los grupos de población más pobres.

De esta política no solo se beneficiarían esos barrios. Hay que recordar que la inversión social dirigida a las áreas marginales de la ciudad tienen efectos simbióticos sobre la calidad de la vida en toda la ciudad, pues disminuye el peligro de insalubridad por epidemias, el crimen y la miseria, que tienen incidencia negativa sobre la calidad de vida de todos los habitantes de la ciudad.

El doctor Hommes termina su artículo así: Es necesario redistribuir la inversión urbana, de tal forma que se beneficien más los pobres, y algo menos los ricos. Se requiere entonces intensificar la inversión social urbana. Esto implica menos puentes, menos avenidas, y más agua, más escuelas, mayor empleo . El plan de acción social del alcalde de Medellín se parece a la política recomendada por el nuevo Ministro de Hacienda, aunque desafortunadamente Medellín tambien gastará ingentes recursos en el Metro. Esperamos que la política social del alcalde de Bogotá también se ajuste a la propuesta Hommes.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.