FRATRICIDIO EN PERÚ

FRATRICIDIO EN PERÚ

A 64 muertos, 23 heridos y unos 700 damnificados ascendía ayer el balance de las autoridades sobre la peor matanza consumada por el grupo terrorista Sendero Luminoso contra seis aldeas de la tribu amazónica asháninka, en la selva central de Perú. Debido a esta situación, el presidente Alberto Fujimori dispuso que el ministro de Salud, Víctor Paredes, viajara a Satipo, a 400 kilómetros al este de Lima, encabezando un equipo médico con material quirúrgico para atender a los afectados. Un avión militar con 10,5 toneladas de alimentos y medicinas también despegó de esta ciudad hacia esa región con personal especializado y un hospital de campaña para asistir a heridos y damnificados.

21 de agosto 1993 , 12:00 a.m.

La masacre fue de una crueldad sin límites , sostuvo desde Huancayo, la capital de aquella jurisdicción, la presidenta de la región Cáceres, Lucila Shinzato.

A su vez, el alcalde de Satipo, Alejandro Morvelí Castro, dio cuenta de 64 cadáveres recogidos hasta ahora, 23 heridos y unos 700 damnificados como resultado de la incursión simultánea que unos 200 senderistas lanzaron contra media docena de aldeas asháninkas en la madrugada del pasado jueves.

Morvelí dijo que los terroristas, azuzando a rebeldes asháninkas plegados a su bando a ejecutar un exterminio de hermanos contra hermanos , asesinaron a 56 indígenas de los caseríos de Santa Isabel, Santa Rosa, Monterrico, Sol de Oro, Tahuantinsuyo, San Laro y Toncama, una franja 50 kilómetros selva adentro comprendida entre las localidades de Mazamari y Boca Satipo, hasta el río Ene.

Según Morvelí, el primer ataque fue el lunes contra el pueblo de Kivinaki, donde mataron a 8 personas, entre ellas el director de una escuela y cuatro maestros.

Varios de los asháninkas caídos en la matanza fueron degollados y mutilados con golpes de machete y hachas, agregó el burgomaestre, que denunció que la región no cuenta con una base contrasubversiva permanente, a pesar de la amenaza senderista.

Por otra parte, estudiosos estiman que por lo menos unos 300 asháninkas han perdido la vida en este conflicto. La tribu tiene entre 10.000 y 15.000 miembros, de los cuales unos 4.000 han sido desplazados por la violencia.

A su vez, tropas combinadas de las Fuerzas Armadas y la Policía rodearon y sitiaron a cerca de 200 terroristas de Sendero Luminoso en la selva central de Perú.

Según fuentes castrenses, los guerrilleros fueron localizados cuando huían en un paraje selvático del sector sur de la provincia de Satipo y se intenta capturarlos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.