Secciones
Síguenos en:
MUAMAR KADHAFI, ENTRE REY Y BUFÓN

MUAMAR KADHAFI, ENTRE REY Y BUFÓN

Calificado de adalid terrible del nacionalismo árabe y acusado de ser jefe de un Estado terrorista , el coronel Muamar Kadhafi, que festeja hoy sus 25 años en el poder en Libia, es también un personaje teatral, rey y bufón al mismo tiempo. Desde hace un cuarto de siglo se distingue por actos y declaraciones que divierten al mundo o le dan miedo.

En la Cumbre árabe de 1988, llevaba guante blanco sólo en la mano derecha, y explicó que era para evitar estrechar la mano de gente que tenía las suyas manchadas de sangre . En la conferencia siguiente, sentado al lado del rey Fahd de Arabia Saudita, fumaba un cigarro y se volvía ostensiblemente hacia su vecino cada vez que exhalaba el humo.

En sus desplazamientos, va protegido por mujeres guardaespaldas. Una de ellas le mordió una vez la mano a un policía yugoslavo cuando se realizaba la cumbre de los países No Alineados en Belgrado, en 1989. El hombre fue llevado al hospital y vacunado contra el tétanos. En la misma ocasión, tres camellas pastaban en el jardín de la embajada libia en Belgrado: estaban destinadas a proveer la leche que le gusta al coronel.

Pero Kadhafi se distingue sobre todo por sus palabras. Ejemplo de ello. Al protestar recientemente por el embargo aéreo impuesto por las Naciones Unidas a Libia en abril de 1992, señaló que el mismo impide a los libios hacer la peregrinación a la Meca, para concluir que la primera ciudad santa del Islam está ocupada por los cristianos , dado que él considera que los principales países miembros del Consejo de Seguridad son cristianos y que Arabia Saudita es su aliada.

En algunos discursos, sus explicaciones y citas alcanzan niveles surrealistas: Shakespeare: ese gran dramaturgo de origen árabe , fue el ejemplo más sonado. Pero hay otros: los antepasados de los indios de América vivieron en una época al sur del Mediterráneo y el continente americano debe su nombre a un tal emir Ka , o la hamburguesa es una mezcla de cucarachas, ratones y ranas con cuya ayuda fue destruida la Unión Soviética .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.