Secciones
Síguenos en:
LOS MITOS DE UNIR UNO

LOS MITOS DE UNIR UNO

A pesar de que las apariencias hicieran pensar que Unir I es una urbanización pirata, lo cierto es que cuenta con licencias de urbanización y construcción otorgada por Planeación Distrital, tiene permiso de la Alcaldía para vender casas y está dentro de la categoría de elegibles en Inurbe para otorgarle subsidios, no obstante hay irregularidades en el desarrollo del predio. Pero vayamos por partes. En primer lugar, para obtener los permisos en Planeación Distrital se realizó un proceso de concertación, es decir, los propietarios del terreno se sentaron a la misma mesa con los funcionarios de la entidad, de las empresas de servicios públicos, con el propósito de definir cómo se iba a desarrollar el predio denominado Calandaima.

La asistente del director de Planeación, Claudia Sanabria explicó que antes de 1992 el predio, que esta ubicado en la zona Tintal Central, estaba considerado como un sector en donde no se podían construir viviendas.

Pero, a partir de ese año, la normatividad cambió y se abrió la posibilidad de que se construyeran viviendas de interés social. Por esa razón se realizó el proceso de concertación el cual culminó en diciembre de 1992.

Allí, explica Sanabria, se acordó que como la red matriz del acueducto queda retirada del terreno, los constructores se comprometían a hacer la conexión pertinente con la asesoría de la Empresa de Acueducto.

Así las cosas, en mayo de 1993 se expidió la resolución 501 con la cual se autorizaba la urbanización y un mes más tarde, a petición de Visicol Ltda. (la firma que actúa como propietaria del lote) solicita una modificación para que también se le conceda la de construcción, hecho que se cristaliza el 29 de junio de 1993 mediante la resolución 863.

En ese documento se advierte que solo se pueden iniciar las obras cuando se radique el proyecto, la póliza y el certificado de concordancia y la firma cumplió hasta que el 23 de noviembre de 1993 se le da el visto bueno mediante la resolución 1606.

Finalmente, el 10 de mayo de 1994 se cita a una reunión a todas las personas que se acogieron a esa fórmula con el fin de solicitar un préstamo al Banco Central Hipotecario para adelantar las obras del Acueducto. Ese es el único requisito que no ha cumplido la urbanización Unir 1.

Con el Inurbe De otra parte, el asesor del gerente de Inurbe, Alex Castañeda explicó que efectivamente en esa entidad se radicaron cuatro proyectos: República de México, República de Venezuela, América Cinco Siglos y Colón 500 años.

Castañeda dijo que esos cuatro proyectos se encuentran en la categoría de elegibilidad , es decir, que cumplieron los requisitos para poder obtener el subsidio, pero eso no significa que se le vaya a entregar porque se requieren otras condiciones.

Como por ejemplo que se demuestre el avance de obra en lo relacionado a la infraestructura de los servicios públicos, (lo que no ocurre en Unir 1).

Aclaró que Inurbe no le debe a Mariano Porras o a las cooperativas de las que es socio cifra alguna se le debe es a las personas en la eventualidad de que el subsidio pueda salir .

Y reiteró que la cifra de que habla Porras -4.800 millones de pesos- no es tal sino es de 1.550 millones de acuerdo a los programas presentados.

Dice Castañeda que se realizó una visita a la zona y se encontró que la luz es de contrabando y el agua se saca de un tanque con una manguera.

Además que hay inconsistencias porque no es factible demostrar que un adjudicatario de un programa no se encuentre también en otro programa, no se puede garantizar que el subsidio llegue a quien corresponde .

Habla Porras EL TIEMPO habló con el urbanizador Mariano Porras quien se refirió a cada una de las afirmaciones de las dos entidades.

Sobre la elegibilidad del proyecto que no significa acceder al subsidio, dijo: el Inurbe no puede tratar de escamotear un derecho que ya adquirió la gente. Eso no lo digo yo, lo dice la Ley tercera. Si el Inurbe no paga lo que la gente tiene en derecho yo lo demando .

Respecto a por qué no pagó la Fiducia y el crédito del BCH, indicó: Yo voy a pagar los 590 millones de pesos, pero en este momento me encuentro en dificultades económicas. La burocracia le ha metido una serie de requeñeques, una serie de gastos que no son necesarios, yo voy a pagar pero voy a buscar que la concertación sea un proceso más simple .

Sobre las licencias que solo lo autorizan a hacer la obra de Acueducto y no ha edificar, dijo: eso es falso porque yo tengo las licencias, cómo harían para expedir una licencia parcial?. Además yo tengo el permiso de enajenación de bienes y eso autoriza a vender casas o apartamentos y no lotes con servicios . Las resoluciones son la 0315 y 0316 del 24 de diciembre de 1993.

En cuanto a los 4.800 millones que dice que le adeuda el Inurbe dijo: esa es una cifra global porque yo no solo estoy construyendo en Bogotá, cuando lo dije no me refería solo a Unir 1 Lo cierto es que la urbanización cuenta con los permisos pero el talón de Aquiles es que no se ha adelantado la construcción con la rigidez que señaló Planeación.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.