‘No voy a ceder’: Lucho Garzón

‘No voy a ceder’: Lucho Garzón

El Alcalde de Bogotá, Luis Eduardo Garzón, anunció anoche que no cederá al chantaje de los propietarios de buses, que ayer paralizaron el 95 por ciento del transporte público colectivo de la ciudad, generando un caos que afectó a los cuatro millones de personas que a diario se movilizan en buses, busetas y colectivos. (VER CUADRO: CIFRAS DEL PARO)

03 de mayo 2006 , 12:00 a.m.

Al cierre de esta edición, los transportadores tampoco daban su brazo a torcer, con lo cual hoy los bogotanos podrían vivir una segunda jornada de caos.

Garzón advirtió que las empresas que hoy no presten el servicio se exponen a multas de hasta 280 millones de pesos y a “la cancelación de sus licencias” de operación.

El Alcalde dijo que en aras de que “el caos no sea el común denominador en la ciudad” hay cosas “no negociables”. Y tras afirmar que “o gobierno o ellos me gobiernan”, anunció que no cederá ni en el llamado ‘carrusel’, a través del cual se ingresaron casi 2.000 buses nuevos al parque automotor en los últimos tres años (pese a que éste está congelado desde 1993); ni en la chatarrización, creada para sacar de circulación los buses con 20 o más años de servicio.

Tampoco habrá marcha atrás en la salida de 150 rutas y 1.251 buses de las troncales de TransMilenio NQS (carrera 30) y Avenida Suba, dijo el Alcalde.

Destacando que los transportistas sabían desde hace tres años que tendrían que salir de esas avenidas por la ampliación de TransMilenio y que “lo que está en juego es el futuro de la ciudad”.

El único punto que la Alcaldía está dispuesta a discutir es el ‘pico y placa ambiental’, que restringe la circulación de buses de más de 10 años que utilicen diesel (y de camiones viejos) en Fontibón, Kennedy y Puente Aranda.

Sin embargo, Garzón precisó a EL TIEMPO que dialogaría solo sobre la modalidad con la cual se aplicará esa medida, ya que el ‘pico y placa ambiental’ –dijo– “no tiene marcha atrás”.

Anoche mismo, Alfonso Pérez, presidente de la Asociación de Propietarios del Transporte Público (Apetrans) y líder del movimiento que ayer paralizó a Bogotá, le respondió a Garzón que la orden de paro continúa y que la “única forma” de que la protesta se levante es que “el alcalde se siente a negociar” y libere a las 60 personas retenidas en las protestas.

Fuentes de la Alcaldía descartaron ayer cualquier diálogo mientras el paro esté vigente y recalcaron que los buses que hoy salgan a trabajar estarán protegidos por pólizas oficiales, policías y ejército.

Respaldo de Uribe a Garzón Tanto el presidente Álvaro Uribe como su Vicepresidente, Francisco Santos, llamaron a Garzón para manifestarle su respaldo. Y Santos dijo que no se puede admitir que un pequeño grupo de particulares se imponga al interés común mediante un chantaje.

A unque los propietarios de buses insisten en que la protesta es básicamente por la salida de 150 rutas de la NQS y la Suba, y por el ‘pico y placa ambiental’, en el trasfondo hay una millonaria disputa por la chatarrización.

Si estas 150 rutas desaparecen, los buses que las cubrían tendrán que ser desintegrados, para así disminuir la abultada sobreoferta de transporte público en Bogotá, y que asciende a 5.400 vehículos.

Pero el problema es que mientras los propietarios piden 35 millones de pesos por cada bus con 20 o más años de servicio, la Secretaría de Tránsito ofrece máximo 25 millones.Y no se trata de poco dinero. Sólo en el caso de 863 buses que hace meses debieron salir de circulación por tener más de 20 años, aceptar el precio de los transportadores implicaría un ‘cheque’ de casi 30 mil millones de pesos.

Con el paro, lo que el sector del transporte bogotano pretende no es tanto permanecer en unas avenidas donde saben que ya no caben, sino fortalecer su capacidad de negociación en el pulso económico por la chatarrización.

LA POLUCIÓN SE REDUJO EN UN 60 POR CIENTO No todo fue malo para los bogotanos con el paro de transportes de ayer. La no circulación de más de 25 mil buses, busetas y colectivos, demostró que cuando estos vehículos no transitan los niveles de contaminación se reducen de manera significativa.

El alcalde Garzón dijo que durante la jornada de ayer el PM10 –un indicador del Dama que mide los niveles de smog en el aire– se redujo en un 60 por ciento.

“Esto confirma que no me equivoqué con el ‘Pico y Placa’ ambiental en las localidades más contaminadas de la ciudad”, agregó Garzón.

LAS MEDIDAS 1- El Gobierno Distrital levantó el pico y placa para vehículos particulares y públicos y la medida se mantendrá hasta cuando cese el paro. TransMilenio empezará a operar hoy, desde las 4 de la mañana. Habilitarán 300 kilómetros de ciclorrutas.

2- Las clases para 970.000 estudiantes de los colegios distritales fueron suspendidas y así continuarán hasta nueva orden. La Secretaría de Educación del Distrito pidió a los planteles particulares adoptar igual medida, por seguridad.

3- Fue decretada la libertad temporal de rutas para el transporte público, excepto en las vías NQS, Suba y la Autopista Sur, donde están en operación las troncales de TransMilenio. Esa libertad se mantendrá, mientras dure el paro.

4- Para que las empresas de transporte público que no apoyan el paro puedan sacar los buses sin temor, el Gobierno Distrital les garantizó el pago de los daños de los vehículos a través de la póliza expedida por seguros La Previsora.

5- Hoy, los pasajeros se podrán movilizar gratis en camiones, volquetas y vehículos del Distrito. Y tienen las rutas: cra. 7a., entre calles 19 y 170; calle 26, de la carrera 10a. a Fontibón; av. 19, entre carreras 13 y 39, y avenida 68, de la calle 13 a la Autopista Sur.

6- Para dar seguridad a los usuarios y proteger las estaciones de TransMilenio y otros puntos neurálgicos de la ciudad, la Policía Metropolitana tendrá 7.000 hombres en la calle. Con el Ejército realizará patrullajes combinados.

CRONOLOGÍA DE LOS PAROS MÁS RECIENTES Agosto del 2001.

Por la entrada en vigencia del ‘Pico y Placa’ para taxis, hubo un paro de tres días. Se disolvió cuando los taxistas acataron la medida del entonces alcalde Antanas Mockus.

Mayo del 2003.

2.000 carros públicos de 20 mil pararon. Según ellos la administración no los tuvo en cuenta en la reorganización de rutas con la entrada de más troncales de TM. Se conjuró solo.

Enero de 1999.

Paro de rutas legales de Soacha por el plazo que se les dio a las ilegales para que siguieran circulando (180 días). Se presentaron disturbios. Las partes llegaron a un acuerdo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.