Secciones
Síguenos en:
Leer y escribir sin pasar la hoja

Leer y escribir sin pasar la hoja

(EDICION BOGOTA) Estar conectado en Interet, chatear, ver películas y no ser tan amigo de los libros, no siempre es una pérdida de tiempo como algunos creen. Se trata, sencillamente, de espacios donde la lectura es mucho más que letras.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
30 de abril 2006 , 12:00 a. m.

.

Las nuevas tecnologías cambiaron las formas de aprender y de enseñar.

Cientos de estudios en el tema (hechos desde hace más de diez años) no han dejado de descubrir sus bondades, en particular las de Internet.

Y aunque las ventajas son múltiples, también tiene sus puntos en contra. Uno de ellos, y en el que coinciden los educadores, es el mal uso del lenguaje, además de los problemas de ortografía.

“Hay que aceptar que se es-tá maltratando el lenguaje; cada vez es menos literario, pero más sincero, cosa que no ocurría antes”, asegura Luis Bernardo Peña, especialista en lectura.

Los beneficios En Finlandia por ejemplo, una estrategia para mejorar la comprensión de lectura en los niños y jóvenes, consiste en promover los subtítulos en la emisión de sus programas.

Este ejercicio, los motiva a leer más rápido, comprender las situaciones y a asociar la imagen con el texto.

El grupo de investigación de Didáctica y Nuevas Tecnologías de la U. de Antioquia demostró, por ejemplo, que al chatear los niños y jóvenes leen, escriben y precisan sus ideas con más rapidez. Además, las expresan no solo en letras, sino en fotos y animaciones. .

Según los estudios de esta universidad, los menores que escriben en computador tienden a producir textos más largos y sus composiciones son de mejor calidad.

Para el coordinador de la investigación, una de las razones es que los niños no se distraen en temas motrices, se concentran más en el contenido y buscan nuevas formas de escritura para expresarse.

Por ejemplo, con el correo electrónico, además de promover la comunicación con otros, refuerza el trabajo en equipo.

Quienes leen en formato multimedia consultan más diccionario, recuerdan, analizan y organizan mejor las ideas de un documento. .

Otras Fuentes : Luis Fernando Sarmiento, secretario técnico del Cerlac, Yolanda Reyes, autora de libros infantiles y RedPapaz.

sonlop@eltiempo.com.co.

abecé para su uso Antes de los 7 años los padres pueden ayudarse de sitios web infantiles, juegos que estimulen los reflejos y cuentos con audios y animaciones. Entre los 7 y 8 a los niños les gusta explorar por diversión y participar en los juegos interactivos. Abren su primer correo electrónico, ingresan a salas de chat e inician su escritura en el computador. Importante la compañía de los padres.

Entre los 9 y los 12 años usan Internet para buscar información para las tareas, descargan música y juegan .

Ya en la adolescencia, aumentan el nivel de conversación en línea y son susceptibles al peligro que ronda en la Internet, como robos y propuestas sexuales.

UNA NUEVA FORMA DE ALFABETIZAR.

Uno de los problemas, según los expertos, es que a los estudiantes no se les prepara para leer este tipo de documentos que requiere de habilidades, como la capacidad de selección y búsqueda, no tan necesarias para leer un libro tradicional.

El primer error, agrega el investigador de la Universidad de Antioquia, es creer que el contenido, en el caso de Internet, es solo basura.

Y aunque no niegan que existe, información inútil, también hay contenidos de calidad que no tienen que envidiarle a un texto impreso. “Que se usen mal no es problema de la tecnología. También hay libros malos y otros que en su historia se han usado de forma perversa”, dice Luis Bernardo Peña, especialista en libros.

Para educadores y gobiernos es importante aumentar el uso de estas herramientas y fomentar políticas para ello. “ De lo contrario, a la vuelta de pocos años, no solo aumentará la brecha con los países desarrollados, sino que habrá otro tipo de analfabetismo”, asegura Luis Fernando Sarmiento, secretario técnico del Cerlac.

En Estados Unidos, por ejemplo, la industria editorial de textos escolares ha recurrido al uso de este tipo de formatos para elaborar sus productos. En Colombia, esta oferta se centra en diccionarios, enciclopedias, cursos y audiolibros.

Un estudio en China reveló que sus habitantes leen menos libros y usan más Internet. El 50 por ciento de los ciudadanos chinos encuestados leyó al menos un libro en el 2005, mientras que en 1999 el nivel estaba en el 60,4 por ciento. “Eso no quiere decir que no haya lectores. Me atrevo a decir que el mundo hoy lee más el contenido digital que el impreso”, puntualiza Peña.

¿CÓMO HACERLO AMIGO DEL LIBRO? Leer no es solo identificar el alfabeto, la mejor edad para acercar a un niño es desde antes de aprender a escribir.

No siempre los libros infantiles que los padres leyeron son los indicados.

La oferta en el mercado es mejor y mayor.

Revise quién es el autor del libro infantil o juvenil. También, averigüe quiénes son los más reconocidos y por qué.

Pregúntele al niño cuál es su tema favorito y qué le gustaría leer. Vaya con él a la hora de hacer la compra.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.