Secciones
Síguenos en:
No a particulares en conector de la 80

No a particulares en conector de la 80

Los usuarios de TransMilenio que se transporten hoy por las troncales 80, NQS y Suba, serán los primeros en disfrutar los beneficios del intercambiador vial que une a estas tres importantes vías. La estructura, ubicada en la calle 80 con NQS –que comienza a funcionar hoy a propósito de la operación de TransMilenio por la troncal de Suba– está conformada por cinco puentes vehiculares, siete ramales que facilitarán los diferentes giros y conexiones con las vías aledañas, y una glorieta a desnivel que permitirá desplazarse hacia cualquiera de las tres troncales. (Ver gráfico).

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
29 de abril 2006 , 12:00 a. m.

Pero los únicos que podrán hacerlo serán los buses de TransMilenio, pues el diseño de la obra solo permite que los articulados circulen libremente por la glorieta.

Tráfico mixto El tráfico mixto, por su parte, pasará por las vías aledañas acondicionadas por el Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) para mejorar la movilidad en el sector, pero no tendrá vinculación directa con la nueva obra de TransMilenio.

Los vehículos que se desplacen por la avenida Suba y quieran ir por la calle 80 hacia el oriente son los únicos que tomarán uno de los ramales del intercambiador, sin mezclarse con los buses articulados.

En todo caso el Distrito dispuso suficientes recursos de señalización y guías de tránsito en diferentes puntos de las concurridas vías, para que no se presenten contratiempos durante la operación de hoy y de las próximas semanas. ¿Cómo opera la glorieta? Para acceder a la glorieta, los buses de TransMilenio deben ingresar por uno de los tres pasos deprimidos (por debajo del nivel normal de la vía) del intercambiador antes de conectarse con cualquiera de las otras dos troncales. Y la operación será como en cualquier glorieta de la ciudad, pues los buses que estén adentro tendrán prelación sobre los que esperan su ingreso. El flujo será libre, pues no habrá semaforización.

Esta es la primera vez en la historia vial de la capital que una obra permite la conexión directa de tres vías principales entre sí.

5 son los puentes vehiculares con los que cuenta la nueva estructura para el Sistema TransMilenio. Adicionalmente se acondicionaron 7 ramales y una glorieta a desnivel, para que los buses articulados circulen sin contratiempos. Las vías aledañas fueron acondicionadas para el tráfico mixto.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.