Secciones
Síguenos en:
Frenan llegada de más buses nuevos a las calles de Bogotá

Frenan llegada de más buses nuevos a las calles de Bogotá

El riesgo de que sigan ingresando buses nuevos a las ya congestionadas avenidas de Bogotá donde están sobrando 6.400 vehículos de transporte público colectivo, quedó por ahora descartado.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
29 de abril 2006 , 12:00 a. m.

Un juez de la capital consideró que Transcard no puede aspirar a que el Distrito le matricule más de los 20 carros que hace un mes le autorizaron mediante una tutela.

Y es que esta empresa pretendía matricular cuatro carros más, además del lote de 20 automotores que efectivamente ya habían sido registrados ante la Secretaría de Tránsito y Transporte.

Según Transcard, sí podía hacerlo porque, según sus cuentas, de los 20 carros que había registrado solo quedaban 6 a nombre de la empresa, es decir, le quedaban 14 cupos de los buses que había traspasado a otras tres transportadoras.

Es decir, la empresa estaba intentando llevar a cabo una segunda etapa del ‘carrusel’ que tuvo su primera fase entre los años 2002 y 2005, época en la cual ingresaron 1.741 automotores nuevos al parque automotor de la ciudad, pese a estar congelado desde 1993.

La fórmula era idéntica: matricular carros nuevos con base en una tutela, traspasarlos a otras empresas en cuestión de días y así liberar sus cupos para seguir ingresando vehículos.

Todo esto en cabeza de Carlos Delgado, actualmente representante a la Cámara por Cundinamarca y quien ya no figura como accionista de Transcard, aunque allí sigue un hijo.

El juez concluyó: “La Secretaría de Tránsito y Transporte no puede ser sancionada (...) cumplió con la orden dada mediante acción de tutela , esto es, que ha restituido a la empresa la capacidad transportadora máxima de 172 vehículos”.

‘Seguiremos peleando’ Uno de los primeros en reaccionar a la decisión del juez fue el alcalde de Bogotá, Luis Eduardo Garzón, quien advirtió que así como se ganó esta tutela, la Administración está dispuesta a dar la pelea para ganar otras pujas donde se ponga en peligro la movilidad de los bogotanos.

Y agregó que los transportadores deben ayudar en este propósito.

Pero quienes también están dispuestos a seguir dando la pelea son los mismos abogados de Transcard.

Juan Carlos Martínez, gerente de la empresa, el mismo que interpuso la acción de tutela y posteriormente el incidente de desacato contra el secretario de Tránsito, Justo Germán Bermúdez, le confirmó ayer a EL TIEMPO que están seguros de que las normas les dan la razón y que van a seguir insistiendo ante los tribunales.

Para Martínez, Tránsito se equivocó en abril pasado cuando expidió una resolución en la que le quitó a Transcard la ruta C-107 a raíz de la entrada en vigencia de la troncal de la NQS en el sur. Así le redujo la capacidad transportadora en 29 vehículos. Sin embargo, explica el representante de Transcard, la entidad del Distrito no tuvo en cuenta que días antes había expedido otra resolución donde se trasladaba la ruta C-107 a otra zona de la ciudad, más no se les quitaba.

Al preguntársele porqué reclamaban más buses si luego terminaban traspasándolos a otras empresas, Martínez respondió que esa actividad no es ilegal.

“El decreto 170 del 2001 que reglamenta el Estatuto Nacional del Transporte, permite hacer cambio de empresa”, agregó.

Y al mencionar una resolución de Tránsito de Bogotá donde prohíbe esa modalidad para evitar el ‘carrusel’, el gerente de Transcard aseguró que un acto administrativo de la ciudad no puede desconocer una ley de la Répública, haciendo referencia al Estatuto del Transporte.

Lo que aún queda.

Si bien la decisión de ayer es un triunfo de la Administración sobre la empresa Transcard, aún quedan pendientes varios forcejeos jurídicos con el equipo de abogados que ha dispuesto Carlos Delgado para tumbar los decretos con los que el Distrito busca ponerle orden al tráfico de la capital.

Y tal vez el más importante tiene que ver con la chatarrzación, que es el proceso creado en el 2003 durante la administración de Antanas Mockus para sacar de circulación los buses de 20 o más años de servicio, desintegrarlos y así reducir la sobreoferta.

El eje de esta plan es el Fondo para el Mejoramiento de la Calidad y del Servicio, digura creada a través del decreto 115 del 2003, pero que hoy está a punto de quedar sin piso jurídico, precisamente, por una demanda del pool de abogados de Delgado.

Hace un año el Tribunal Administrativo de Cundinamarc anuló dicho decreto y hoy, tanto la Administración de Luis Eduardo Garzón como la misma empresa Transcard están a la espera de que el Consejo de Estado se pronuncie en segunda y última instancia.

Es decir, esta disputa va para largo. “Uno debe pelear cuando tiene la razón”, ha dicho Carlos Delgado.

1.741 son los buses nuevos que , según la Secretaría de Tránsito, logró ingresar la empresa Transcard entre los años 2002 y 2005 gracias al ‘carrusel’. Esto pese a que desde 1993, durante la alcaldía de Jaime Castro, se congeló el parque automotor de la capital del país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.