Secciones
Síguenos en:
¡Hasta cuándo!

¡Hasta cuándo!

La evaluación estadística hecha por organismos del gobierno de los E.U., sobre la cual informan los medios, crea serias preocupaciones al interior de ese país. Según dicha evaluación los resultados de su política de erradicación de cultivos ilícitos que se siembran en Colombia, son negativos. Por ejemplo, no obstante haberse fumigado el año pasado 130.000 hectáreas y erradicado 32.000 manualmente, al final del año resulta que se mantienen cultivos en otras 144.000 hectáreas. Y, con resignación, se concluye que “hay más coca de la que se pensaba”.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
27 de abril 2006 , 12:00 a. m.

De su fracaso han venido dando cuenta estudios realizados por organizaciones prestigiosas tanto de E.U. como de Europa y también de Colombia. La realidad es que durante tres décadas venimos aplicando la misma política sin acabar con el problema. Por el contrario, el negocio del narcotráfico permanece inalterable, generando sus desastrosas consecuencias. Continúa sólido, haciendo uso para su beneficio de los adelantos tecnológicos y de las ventajas que le ofrece la globalización que facilita la comunicación de las regiones y los países. Sin embargo, los gobiernos del país del norte como los nuestros tercamente han persistido en la misma política sin profundizar en el análisis de otras alternativas.

La preocupación a nivel mundial surge principalmente por las consecuencias que para la salud produce el consumo de las drogas prohibidas. Por lo tanto, se hizo necesario luchar contra dicho problema y para ello se adoptó el enfoque de acabar con la oferta. El énfasis se centró en la erradicación de los cultivos y no en el control del envío de los precursores necesarios para producir las drogas. Se asumió que al ir disminuyendo la oferta los precios subirían y se reduciría el consumo y, por consiguiente, la demanda.

Desafortunadamente, nada de eso se ha conseguido. La producción se mantiene, los precios no han subido y el consumo continúa. Posiblemente la demanda en E.U. no ha seguido creciendo más gracias a las campañas educativas.

En desarrollo de esta política, E.U. ha invertido en los últimos cinco años 4.000 millones de dólares en Colombia, pero lo que no se dice es lo que nuestro país ha tenido que invertir en ese período, que si no es superior a esa suma es muy parecida. La diferencia es que E.U. es el país más rico del mundo. Para nosotros, ese esfuerzo implica recortar el presupuesto y seguramente aumentar la deuda.

Sobre el narcotráfico, son varios los artículos que he publicado en PORTAFOLIO. He descrito con cierto detalle las consecuencias que le ha acarreado a la vida y a las actividades de la nación como a su estabilidad institucional. Y también he sugerido acciones. No obstante, quisiera reiterar que es tal el poder de ese dinero que convirtieron a las Farc, surgidas como opción política y a las AUC, creadas para defender a propietarios rurales de las guerrillas, en los dos grupos más violentos y terroristas que haya conocido el país. Pero, además, se les ha despertado ambiciones de poder hasta penetrar esferas de la vida nacional.

¿Hasta cuándo tendremos los colombianos que seguir padeciendo las desgracias del negocio internacional de las drogas ilícitas? .

Ex embajador de Colombia en Bruselas

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.