APLAZAN REFINANCIACIÓN DE LA DEUDA ELÉCTRICA

APLAZAN REFINANCIACIÓN DE LA DEUDA ELÉCTRICA

La refinanciación de la deuda del sector eléctrico por 74.500 millones de pesos quedó aplazada ayer indefinidamente, al ser eliminadas las partidas que se tenían previstas en el presupuesto nacional. La revelación fue hecha por el ministro de Hacienda, Rudolf Hommes, en el debate final al proyecto de presupuesto, aprobado por la comisión legislativa especial.

30 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

Este fue uno de los puntos claves en el Congresito, que ayer concluyó sesiones, con lo que finaliza la emergencia legislativa que regía desde el pasado 4 de julio.

En el debate, Hommes dijo que tampoco se hará la capitalización por 94.500 millones de pesos para la hidroeléctrica de Betania (Huila) ni un aporte con cargo al presupuesto para el programa de modernización de la Caja Agraria por 50.000 millones de pesos.

El presupuesto contempla gastos de inversión y de funcionamiento por 7.2 billones de pesos. Prevalece un déficit de 420.000 millones de pesos.

Hommes advirtió que el sector eléctrico tendrá que redoblar sus esfuerzos para sanear por su propia cuenta las dificultades financieras. Este renglón de la economía tiene pasivos con la banca interna y externa por 5.300 millones de dólares.

Los miembros de la comisión especial legislativa aprobaron el proyecto con un total de 31 votos a favor y uno en contra, pero dejaron constancia de que la programación de ingresos y gastos de la Nación es inapropiada para atender las más apremiantes necesidades nacionales.

Según el Congresito, el presupuesto de 1992, proyectado bajo el supuesto de una inflación de 22 por ciento, y reducción real del siete por ciento en relación con el del año anterior puede traer consigo problemas para su ejecución, como el caso de los reajustes salariales.

Así, se abre paso la posibilidad de tener que recurrir durante el año a adiciones que la nueva Constitución pretendió erradicar. Fondo de Solidaridad El Gobierno incorporará al Fondo de Solidaridad, creado por la Asamblea Nacional Constituyente, 16.000 millones de pesos para compensar la eliminación de los auxilios parlamentarios.

Estos recursos serán manejados directamente por las entidades beneficiadas que se seleccionarán según su rentabilidad y su contribución social.

Las entidades que aspiren a obtener estos recursos deberán presentar a las autoridades económicas proyectos de inversión para utilizar adecuadamente los recursos.

Básicamente se destinarán a hospitales, escuelas, y otro tipo de entidades que sean manejadas por fundaciones de carácter social.

El director de Presupuesto, Pedro Nel Ospina, dijo que esta es una figura muy diferente a los auxilios parlamentarios, que se canalizaban a través de senadores y representantes. El decreto reglamentario será expedido la próxima semana. Menos ingresos Según una constancia aprobada por la plenaria, la Comisión reafirmó su criterio, mediante el cual el monto neto de las desgravaciones arancelarias, de 150.000 millones de pesos, para adelantar unilateral y gratuitamente un programa de apertura, fue excesivo y será difícil de compensar.

De acuerdo con el Ministro de Hacienda, para la vigencia fiscal de 1992 se espera una disminución de los ingresos corrientes de la Nación en una cuantía de 160.000 millones de pesos que es inferior al proyecto de presupuesto presentado inicialmente.

Hommes entregó una comunicación a los tres presidentes del Congresito Carlos Lemos Simmonds, Luis Guillermo Nieto Roa y Armando Novoa García, donde reseña las modificaciones al proyecto de presupuesto de 1992.

La disminución de los ingresos corrientes de la Nación corresponde, según el funcionario, a los recaudos generados por la tributación del sector externo, como consecuencia de las medidas adoptadas para la aceleración de la apertura económica.

Esta situación se presenta aun cuando el valor en dólares de las importaciones esperadas es superior en 23 por ciento a las de 1990 , agregó Hommes.

Dijo que revisión de los recursos de capital arroja un incremento de 22.900 millones de pesos provenientes de los recursos del crédito externo destinados a financiar las obras del dique direccional de Barranquilla y algunas inversiones para la defensa nacional.

El Ministro dijo que adicionalmente debe efectuarse en el presupuesto la reducción en ingresos y gastos de 29.300 millones de pesos, correspondientes a la contribución cafetera que será manejada directamente por la Federación Nacional de Cafeteros.

Dentro de las modificaciones al presupuesto se incluyeron 137.900 millones de pesos, destinados a atender las necesidades de financiamiento en los sectores de educación, salud y justicia, entre otros.

Parte del défict será compensado con los ingresos que recibirá la Nación desde 1992 con la reforma tributaria que generará unos 380.000 millones de pesos.

En la parte final del debate, Hommes fue generoso con las personas que trabajaron en la Comisión Legislativa. Acogió una proposición presentada por el comisionado Juan Carlos Flórez y respaldada por los demás comisionados, según la cual se reconoce una prima de quince días a todo el personal que trabajó en la Comisión.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.