Secciones
Síguenos en:
Granahorrar y Megabanco

Granahorrar y Megabanco

Dentro de las medidas de salvamento adoptadas para sortear la última crisis financiera se utilizaron varios instrumentos como el impuesto a las transacciones financieras, los apoyos de liquidez, y surgió como alternativa de solución el ‘saneamiento’ de los bancos -públicos y privados- mediante ‘colectoras’ (modelo mexicano). Así se estableció en la primera línea de crédito para capitalización de los bancos privados en 1999 bajo el ministerio de Juan Camilo Restrepo. Sin em-bargo, dicho modelo no dio los resultados esperados; fracasó primero Interbanco y posteriormente Cofinorte.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
24 de abril 2006 , 12:00 a. m.

Por tanto, fue necesario corregir el modelo y diseñar una nueva línea de crédito para la capitalización de los Bancos Privados Hipotecarios, siendo ministro Juan Manuel Santos. Esta nueva línea amplió los plazos y flexibilizó las condiciones de acceso. De haber seguido con la diseñada por Jorge Castellanos, el colapso de otros bancos hubiera sido irremediable, complicando más la difícil situación macroeconómica y sectorial. De hecho, si se hubiera mantenido el esquema inicial, habría aumentado el costo de la crisis financiera y quizás el número de entidades en manos del sector público.

Algunas lecciones de la crisis financiera son: 1. En plena crisis no deben venderse ni desmontarse los bancos públicos, oficializarse los privados, ni negociarse activos de los mismos como la cartera, sino capitalizarse y administrarse bien; a menos -claro está- que haya problemas de moralidad de los administradores. El modelo de sacar la cartera en mora a través de ‘colectoras’ sólo tiene sentido para el sector público, como en el caso exitoso de Cisa, donde se pretende recuperar los activos pertenecientes a bancos públicos.

2. El desmonte de bancos con posibilidades de permanecer en el mercado fue un error en la solución de la crisis y aumentó sus costos. Aunque no se ha investigado a profundidad si el desmonte del BCH fue precipitado, es posible suponer que de haberse mantenido, posteriormente se habría podido vender sin pérdida, considerando los buenos precios pagados recientemente por Granahorrar y Megabanco. En un momento se insistió en desmontar ordenadamente el Banco Granahorrar, lo que le habría costado al país aproximadamente 2,8 billones de pesos; una idea descabellada tomada del caso argentino, donde se usó este instrumento en 18 operaciones. De haberse desmontado se habrían perdido alrededor de 3,7 billones de pesos, aumentando el déficit fiscal y el costo de la crisis bancaria. Además de lo anterior se planteó de manera insistente e irreflexiva el cierre de Megabanco.

3. Las soluciones se diseñan a partir de casos exitosos y no de aquellos que presentaron mayores obstáculos, como el modelo mexicano. Además, se debe calcular el tiempo de recuperación y los períodos muertos de capital e intereses para el pago de las obligaciones de acuerdo con las condiciones macroeconómicas proyectadas, bajo criterios de valorizar el activo de los bancos privados y dejar el manejo en manos de sus administradores, y no de terceros que desconocen la originación y la administración de los créditos.

Los éxitos de hoy se deben al trabajo de un equipo que revisó oportunamente el contexto macroeconómico y la problemática del sector, bajo la orientación del ministro Santos y con el apoyo pragmático y constructivo del doctor Miguel Urrutia en el Banco de la República y Patricia Correa en la Superintendencia Bancaria.

*Columna de la Fundación Buen Gobierno

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.