Secciones
Síguenos en:
‘Se le tiene el caramelo’

‘Se le tiene el caramelo’

La caja donde guarda lo que por estos días le está dando de comer al paisa Julio César –las monas del álbum del Mundial– da envidia. Hecha en madera tiene pegados a la élite del fútbol del planeta en los últimos 12 años.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
24 de abril 2006 , 12:00 a. m.

Julio César se para en la avenida 19 con carrera 5a., a vender las ‘monas’ (o caramelos, stickers, caramelinos, figuras o como quiera llamarlos).

Y mientras llega la clientela, organiza las figuras por número, importancia y precio. En una hilera y separados por un caucho, las del 1 al 16, que incluyen la estampilla oficial de Panini (empresa editora), los logos (copa, afiches e imagen) y los estadios.

Un estudiante se acerca. Saca una lista y pide. Pero se acuerda de que anda corto de plata: solo tiene 2.000 pesos. La cuenta final da 3.000 y toca recurrir a la solidaridad que anda despierta entre los fanáticos de llenar el álbum. Las monedas brotan de los bolsillos y el joven, agradecido, dice: “Ya llené un equipo”.

Media cuadra hacia el occidente está Guillermo Martínez, con una vitrina angosta y alta. Y con sus orgullos en el tema del álbum del Mundial. Entre ellos, tener para la venta, por 200.000 pesos, el primer álbum (Chile 1962), una revista con las fotos individuales de los jugadores de los equipos que participaron.

También, álbumes llenos de los mundiales 78 (a 500.000 pesos), 82 y 86 (300.000), 90 (230.000), 94 y 98 (150.000) y 2002 (100.000). Su joya es el de México 70, que ofrece a 2 millones de pesos. “Negociables, como todo en la calle. Aquí no es Carrefour”, dice.

Desde hace cinco mundiales, este solador (fabrica botas para mujer) deja su oficio y se instala en la 19. Martínez está con la moda de temporada: llenar el cuadernillo. Como sea: cambiando, comprando, comercializando.

En la Universidad de los Andes, por ejemplo, la hora del almuerzo es la ‘dura’. Se come y se cambian caramelos. “Llenarlo es una ilusión infantil”, dice Daniel Samudio, estudiante. Y agrega: “No quiero la frustración del álbum del 94, del que solo me faltó el escudo de Colombia”.

Otro punto es Pablo VI, donde entre las 6 y las 9 p.m. se cambian, se negocian y hasta se solicita crédito para pagar más tarde.

No han faltado los que han pagado carreras de taxi con ‘monas’ ni los que han hecho filas eternas para comprar el álbum más una caja de figuras por 75.000 pesos con un 10 por ciento de descuento con un cupón que viene en el recibo de la luz. Es que estamos de Mundial y todo vale.

Los más difíciles Los jugadores de la selección de Italia, así como los de Alemania y Argentina figuran entre los más costosos. Por cada uno se pide entre 500 y mil pesos.

La estampilla de Panini, número 0 del álbum, es una de las más difíciles y cuesta entre 3.000 y 5.000 pesos. Los estadios valen entre 1.000 y 2.000 pesos.

Hasta ahora la figura que más le ha llamado la atención a la gente es la del equipo de Inglaterra, que más parece un afiche que un conjunto que competirá por la Copa.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.