Secciones
Síguenos en:
DESTÁPELA USTED MISMO

DESTÁPELA USTED MISMO

La solución a los problemas que se presentan en las tuberías de las casas es sencilla. El taponamiento de lavaplatos, lavamanos y sanitarios nunca es tan grave como parece. Con un poco de serenidad, y algo de ingenio, se evitan peores daños. El llamado urgente a los técnicos puede esperar, si se toma la decisión de hacer las cosas con las propias manos.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
30 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

De hecho, prácticamente todas las instalaciones hidráulicas vienen con el problema incluido. Por lo general, las tuberías utilizadas en las construcciones son de pulgada y media o, en el mejor de los casos, de dos pulgadas.

Eso hace que los desperdicios y los objetos que caen accidentalmente en ellas, no encuentren un espacio suficiente para pasar con el torrente de agua. Lo ideal sería instalar conductos cuyo diámetro sea de tres pulgadas.

Pero cuando el daño es una realidad, las consideraciones de lo que pudo haber sido y no fue tienen poca importancia.

El primer paso es cerrar la llave del registro para impedir el flujo de más líquido por la tubería. Si el problema está en el lavamanos o en el lavaplatos, hay que secarlos y no intentar maniobras con la presencia del agua.

Los dos cuentan con un sistema parecido de sifón, diseñado especialmente para alojar esas partículas gruesas que pasan por descuido. La alternativa siguiente es desmontarlo para su limpieza.

Aunque parezca difícil no lo es. El principio de la rosca es idéntico al de las tuercas y tornillos: hacia la izquierda se afloja, y hacia la derecha se aprieta.

Después que esa pieza esté afuera se puede inspeccionar completamente. Si el tapón está ahí, el asunto no tomará más tiempo que el necesario para volver a montar el sifón.

Pero cuando la mugre supera esa barrera y pasa a la tubería instalada en la pared, la operación se complica un poco. Hay que recurrir entonces al viejo truco del gancho de ropa desdoblado, para utilizarlo como sonda y explorar con movimientos giratorios.

Si los resultados son negativos, el turno es para el Doctor Sata, Diablo Rojo, Kancro... los líquidos ofrecidos en el mercado para esas faenas, especializados en derretir o diluir materias orgánicas.

Pero, cuidado! No en todos los tipos de tuberías funcionan. En las plásticas cumplen una buena labor. En cambio, las de cobre y las galvanizadas son carcomidas por su acción. Su efectividad será mayor si las instalaciones son secadas con anticipación.

Mayor dificultad para su limpieza presentan los sifones de las duchas y los inodoros. Las rejillas de algunas pocetas tienen tornillo y se levantan con facilidad. Así su aseo es menos complicado.

Los sanitarios, en cambio, ofrecen un elevado grado de dificultad. El 99 por ciento de las veces son levantados en busca de los objetos que originan el taponamiento.

Por eso los especialistas aseguran que el mejor remedio es la prevención. Con un poco de cuidado se pueden evitar los inconvenientes en las tuberías. Los ácidos deben ser utilizados periódicamente para que impidan la formación de tapones, y no después que el agua queda estancada , dice Luis Umbarila, supervisor de obras de Técnicos Asociados del Sena.

En los lavaplatos, por ejemplo, la aplicación semanal de una buena cantidad de agua caliente mantendría los sifones y las paredes de los tubos libres de acumulaciones grasosas.

Los baños, duchas y sanitarios, lugares preferidos por los niños para sus juegos, demorarían más tiempo en presentar problemas si los menores no dejaran caer los juguetes en los desages.

Uno de los elementos que contribuye en gran medida a la obstrucción de las instalaciones hidráulicas es el cabello de las personas. En las operaciones de limpieza que realizamos, también encontramos rulos y otros elementos que las señoras usan para su belleza , dice Umbarila.

El pelo de los perros y otros animales que disfrutan de buenos baños en los solares de las residencias no es menos dañino que el de los seres humanos. Muchas veces hasta la basura va a parar al sifón del patio, considerado como el único lugar de la casa que lo aguanta todo. ALGUNOS COSTOS PARA LOS AMANTES a hacer las cosas por mano propia, el último recurso son los especialistas. La costumbre es dejarle a ellos el trabajo cuando la solución no es fácil. LOS TECNICOS Asociados del Sena trabajan desde hace 15 años en construcción, pintura, electricidad y plomería, y conocen bien los diferentes procedimientos para destapar tuberías. LA SEDE del equipo está en la carrera 20 # 63-42 y su teléfono es el 2124283. Desde allí salen a atender las llamadas que reciben de diferentes partes de la ciudad. CON APARATOS especiales, como sondas y bombas eléctricas, deshacen los taponamientos que se resisten a los ganchos de ropa desdoblados o las chupas caseras. LAS TARIFAS de los trabajos varían de acuerdo con las distancias que los técnicos tengan que recorrer desde su sede. Básicamente, por la destapada del lavamanos o del sifón de la ducha cobran 3.000 pesos. Pero si el problema está en el lavaplatos o en el sanitario el costo es de 6.000 pesos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.