Secciones
Síguenos en:
¿Usted está promoviendo el cambio o entorpeciéndolo?

¿Usted está promoviendo el cambio o entorpeciéndolo?

Enfrentados a desafíos sin precedentes en un mercado de trabajo globalizado, la mayoría de los altos ejecutivos tratan de cambiar direcciones en cierto sentido.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
17 de abril 2006 , 12:00 a. m.

Proyectar credibilidad e inspirar confianza durante grandes cambios puede ser muy difícil para algunos líderes. En fecha reciente concluí un proyecto de investigación, de 10 años, que examinó más de 40 situaciones de cambio a nivel internacional en varias etapas. Y lo que he visto en compañía tras compañía fue el presidente de una junta directiva cuyo estilo de comunicación transmitía escepticismo, cinismo y pesimismo. Descubrí que la mayoría de esos líderes se ajustan a uno de esos tres estilos de comunicación. El primer paso para convertirse en un mejor líder en épocas de cambio es identificar un estilo dominante y comprender sus pros y sus contras.

1. El comunicador del cartel: “la vida es poder” Son personas solitarias, sensatas, que sólo están interesados en datos y en cifras. No suelen ser muy sociables. Acostumbrados a tener el poder y su influencia a través de acuerdos entre bastidores entre una red de personas que manejan información confidencial, o son amigotes, descubren que la nueva era de transparencia y de responsabilidad exige superar muchos retos.

El estilo de comunicación de esos ejecutivos es seco, utilitario, y concentrado en el poder. Cuando hablan de cambios, lo que quieren decir es que otros deben cambiar. En épocas de crisis, suelen retirarse de la vista del público.

La fuerza del comunicador de cartel se basa en una determinación inquebrantable, una excelente red de líderes políticos y económicos, una audaz toma de decisiones, y perspectivas a largo plazo.

2. El comunicador estético: “la vida es belleza” Está concentrado en crear y en mantener una imagen. Sus apariciones públicas en medios de prensa son preparadas con tanto cuidado como si fuera un astro de la música popular. Su jefe de relaciones públicas, generalmente una mujer, siempre está cerca. Los comunicadores estéticos tienen una gran capacidad para sintonizarse con diferentes accionistas, una gran facilidad para planificar de manera sistemática, una gran intuición, y fuertes dosis de carisma.

El problema con este tipo de comunicador es que es demasiado diestro para contar cuentos. Y eso lo puede enceguecer ante la realidad. La cortina sobre la cruda realidad con frecuencia permanece cerrada hasta que es demasiado tarde.

3. El comunicador de los videojuegos: “la vida es sólo un juego” Este tipo de líder es un natural comunicador de multimedia que maneja la BlackBerry y el teléfono celular en camino hacia el salón de conferencias o cuando visita un negocio en la planta baja. Para esa clase de ejecutivos, los cambios son un proceso natural en la vida, y tienen una juguetona, eficaz capacidad para inspirar a su equipo. Como me dijo Andrew Witschi, director gerente de la división alemana del grupo de hoteles Accor, su propósito es lograr que el equipo bajo su mando “derrote a los villanos, libere a la princesa, y haga del mundo un lugar mejor”. Por encima de todo, los comunicadores de videojuegos desean divertirse.

Líderes con este estilo de comunicación tienen muchas virtudes. Dicen la verdad, inclusive cuando es desagradable. Se ven a sí mismos y a sus seguidores como un equipo genuino. No tienen problemas en ofrecer sin problemas fragmentos de soluciones en reuniones de la gerencia.

El problema con este estilo es que debido a que se aburren cuando no hay desafíos inmediatos, suelen saltar de proyecto en proyecto. Un resultado es que en ocasiones, sus seguidores sienten que han sido abandonados.

- Un cambio para lograr lo mejor para la empresa.

Los ejecutivos que tienen mejor desempeño en este complejo ambiente de fusiones son aquellos que combinan los puntos fuertes de todos los estilos de comunicación. Yo los he denominado comunicadores holísticos. Como los comunicadores de cartel, logran proyectar determinación, se enfocan en el largo plazo, y desarrollan y explotan una poderosa red.

Del mismo modo que los comunicadores estéticos, los comunicadores holísticos conocen la importancia estratégica de la comunicación. Además, tienen capacidad para conversar con diferentes accionistas y poseen una poderosa capacidad analítica para el lenguaje.

Al igual que los comunicadores de videojuegos, juzgan los errores oportunidades para el crecimiento y la innovación. Su franqueza, empatía y apertura a nuevas experiencias y nuevas maneras de observar y hablar acerca de temas les permiten inspirar a nuevos seguidores.

.

* ¿Usted hace los cambios que pide?.

- Usted propugna labor de equipo, cada vez que necesita que haya cambios en la empresa, pero adopta decisiones por su cuenta, elogia y recompensa contribuciones individuales.

- Usted demanda que otros asuman riesgos, pero apuesta a lo seguro, y castiga los errores.

- Usted patrocina retroalimentación y franqueza, pero no escucha. Y castiga a aquellos que hablan claro.

- Usted se dice partidario de la diversidad, pero está rodeado por clones suyos que aprueban todos sus comportamientos.

- Usted habla sobre la necesidad de cambios a largo plazo, pero recompensa arreglos momentáneos.

- Usted habla de sinergias y de compartir lo mejor de cada compañía que se fusiona, pero pone a sus ejecutivos en todas las posiciones claves.

- Usted pide a los gerentes que se concentren en las tareas que les aguardan, pero multiplica comités externos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.