Secciones
Síguenos en:
‘Los ilegales marcharon, ahora los líderes deben hacer su trabajo’

‘Los ilegales marcharon, ahora los líderes deben hacer su trabajo’

Medio millón de inmigrantes salieron a protestar hace una semana en Dallas (Texas), para unirse a otras decenas de marchas que se efectuaron, en 136 ciudades de Estados Unidos, en busca de una reforma migratoria justa que ampare a los cerca de 12 millones de indocumentados que viven en el país.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
16 de abril 2006 , 12:00 a. m.

Jorge Giraldo, un caldense oriundo de Supía, ha tomado el liderazgo de los colombianos que viven en el norte de Texas y aprovecha el receso de 15 días del Congreso estadounidense para reunirse con políticos y líderes comunitarios en busca de un cambio en la legislación que intenta cri-minalizar al ilegal y a quien le brinde ayuda.

Como presidente de la Asociación de Colombianos del Metroplex (área metropolitana de Dallas), que agrupa a 250 familias, Giraldo estima que de los aproximadamente 25.000 nacionales que viven en Texas, unos 5.000 se encuentran indocumentados.

Este caldense que llegó a E.U. en el 2002, en busca de un mejor futuro para él y los suyos, compartió con EL TIEMPO sus impresiones sobre lo que se está viviendo en el país, en materia migratoria.

¿Por qué decidió participar en las marchas y abanderar las manifestaciones entre los colombianos en Dallas? Nosotros debemos reconocer con mucha humildad que somos parte del problema, pero también de la solución. Quienes se encuentran en un estatus irregular aquí tienen muchos inconvenientes para desarrollar plenamente su vida en esta sociedad y eso tiene que cambiar.

¿Como ve este nuevo movimiento y que piensa de sus líderes? Lo que nos está uniendo es la causa, no los líderes. La gente llega motivada a las reuniones y nadie los ha impulsado. Los afectados por el tema migratorio, son concientes y se presentan como voluntarios, participan en las demostraciones públicas y tienen el deseo de convertirse en ciudadanos algún día y registrarse para votar.

¿Por qué los jóvenes abanderaron esta causa? Los jóvenes ven su futuro aquí, ya saben de la necesidad de tener una residencia, una ciudadanía, de la importancia de alcanzar objetivos académicos. En la reforma migratoria ellos ven una oportunidad y por eso marchan.

¿Para dónde cree que va este movimiento? En este momento ni los líderes latinoamericanos en E.U. saben para dónde va esto. Las marchas no son convocatoria de un líder ni de organización, no estamos hablando de un Martín Luther King, o de un César Chávez, para los mexicanos, es un movimiento a la inversa. Un pueblo que convoca a sus líderes. Ahora los líderes tienen que comenzar a encausar esta gran capacidad de movilización, de protesta, que se puede reflejar más adelante en los votos. Con la elección de congresistas que le den a la comunidad latinoamericana mejores oportunidades.

Los que marchan no son todos indocumentados, hay residentes y ciudadanos, que buscan un bienestar para la comunidad latina. Gente que ahora quiere participar en los cambios a partir del voto.

¿Los colombianos están interesados en salir a protestar y unirse a los boicots? Sí, la comunidad esta entusiasta, cada cual dentro de su espacio en una labor activa pero silenciosa. Se comunican por Internet y mensajes de textos en los celulares. No estamos con megáfonos. La tecnología ha jugado un papel importante en mantener informada a la comunidad. ¿Usted ve viable la aprobación de una reforma migratoria? Sí, las expectativas del pueblo americano están en que apruebe una reforma justa, y necesariamente va a tener medidas coercitivas, va a ver penalización. Los americanos tienen una gran desconfianza por la inmigración ilegal, de aquellos que pasan la frontera y no saben quienes son.

EL 'SUEÑO AMERICANO' SE ABRE A LOS PROFESIONALES Lucas Arredondo llegó a Dallas en el 2000, procedente de Manizales con un sueño: sacar adelante una maestría en administración de empresas (MBA).

Entonces, su único capital eran un título de economista y 500 dólares. Hoy, seis años después, vive en una casa avaluada en 160.000 dólares (unos 300 millones de pesos).

“Al comienzo, fue muy duro, aunque ningún trabajo es deshonroso. Me ponía a pensar, ¿estudié cinco años para estar haciendo lo que en Colombia no hacía?”, dijo, recordando la forma en que llegó al norte de Texas, junto a su amigo Santiago Manzur y dos compañeros más.

Después de cuatro años de intenso trabajo en lo que resultara, llegó la graduación y con ella el éxito en E.U. Arredondo y sus amigos pudieron materializar su “sueño americano” y ahora, en vez de cargar platos, cargan sus portafolios camino al trabajo.

Aún así, no se olvidaron de los otros colombianos (manizalitas) que fueron llegando año tras año a Dallas. A muchos, les abrieron las puertas de su casa.

Hilda Ocampo, diseñadora industrial, de 32 años, es una de ellas. Ella llegó a Dallas hace cuatro años para aprender inglés y obtener una maestría. Pero como la colegiatura universitaria de cada semestre le costaba 4,500 dólares, se vio obligada a trabajar en cuatro lugares distintos para conseguir el dinero.

“Es muy duro, pero entre todos nos ayudamos. Hemos pasado por los mismos profesores, por los mismos colegios. Los libros se los vamos pasando a los que van llegando”, asegura Hilda que en diciembre pasado obtuvo su maestría y actualmente trabaja como directora de mercadeo y promociones en una empresa internacional de exportaciones de productos alimenticios.

AMENAZAN A DIRIGENTES Líderes hispanos en Los Ángeles, incluido el alcalde Antonio Villaraigosa, han recibido en los últimos días amenazas de muerte y pedidos para que dejen de defender públicamente a los inmigrantes ilegales en Estados Unidos.

El alcalde de Los Ángeles, Villaraigosa, de origen mexicano y quien ha tomado parte de la manifestaciones de inmigrantes ilegales en esta megalópolis del oeste de Estados Unidos, fue el primero en informar que ha sido amenazado.

“Sí, es cierto que hay algunos fanáticos, personas que están tratando de amenazar a funcionarios públicos, especialmente a su servidor, pero para mí eso no es importante”, declaró Villaraigosa al diario La Opinión, de Los Ángeles.

“Llegó la hora de que se callen” o “Te estamos viendo, ten cuidado con tus movimientos”, me han dicho en llamadas telefónicas anónimas, todas en inglés, además de varios correos de odio amenazándome de muerte”, dijo Nativo López, presidente de la Mexican American Political Association (Mapa).

Esta organización y la Coalición 25 de Marzo, con sede en California, son dos de las más influyentes en la comunidad hispana en E.U. y han estado al frente de las multitudinarias protestas en Los Ángeles.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.