Secciones
Síguenos en:
Vértigo y golpes en TC 2.000

Vértigo y golpes en TC 2.000

(EDICION BOGOTA) “Si me hubiera dicho que su hijo tenía tan solo 15 años no me le hubiera subido”, fueron las palabras del asombrado copiloto a bordo del Renault 18 con motor 2 litros, marcado con el número 78, cuando el jefe de equipo reveló la edad del piloto.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
15 de abril 2006 , 12:00 a. m.

El conductor del carro 78 es Fabián Sánchez, un novato que hasta ahora lleva tres válidas en su palmarés, pero que al verlo manejar es como si lo hubiera hecho toda la vida.

La experiencia a bordo comenzó con 30 minutos de clasificación, de los cuales solo se aprovecharon 10, pues los pilotos de la categoría salen a clasificar con todas las ganas, y uno de ellos golpeó por detrás al joven prospecto, lo que lo puso fuera de la pista, en un barrizal del cual solo pudo salir remolcado.

Hubo algo de frustración en el niño piloto, pero los pocos giros le alcanzaron para clasificar en el puesto 18, entre más de 40 participantes.

Bandera verde Después de los actos protocolarios en la grilla de partida, al mejor estilo de las grandes competencias, pilotos y copilotos dieron una vuelta de cortesía. Acto seguido, se dio la orden de iniciar.

Un ruido ensordecedor invadió la pista y las tribunas, y se sintieron chirridos de llantas y timonazos. Primer escollo para el joven: el Renault 21 de enfrente se quedó parado y al muchacho le tocó salir por el pasto, pues por la pista venían pasando los veintitantos vehículos de atrás.

Conclusión de la arrancada: último o penúltimo en la primera curva, en la que se enredaron dos pilotos. Aún así, Sánchez conservó la calma, después de manotear un par de veces su falta de fortuna en la salida.

El resto de la carrera fue un remontar de posiciones al estilo de un experto; a milímetros de distancia de los que iban lento en la parte trabada, para después pasarlos en la recta.

En algún momento de la válida, el piloto Jaime Guerrero, quien ganó las dos válidas de ese día, embistió por el lado derecho al novato piloto, lo que produjo un estruendo de estrellada en semáforo bogotano, y siguió de largo.

El toque hizo que el carro impactado casi perdiera el control, pero la pericia de este piloto adquirida, según su progenitora, en ¡PlayStation!, le permitió controlar un carro casi perdido. Como todo un caballero, el vencedor de la tarde se acercó a ofrecer disculpas durante el pesaje.

Al final, después de prácticamente salir de último, el piloto Fabián Sánchez ocupó una honrosa casilla 16, la que le significó salir en ese lugar en la siguiente válida. Así, la categoría TC 2.000 entregó un buen espectáculo a los asistentes, pilotos y asustados copilotos, que eran todos invitados

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.