Secciones
Síguenos en:
Asesinato enrarece la política en Cúcuta

Asesinato enrarece la política en Cúcuta

La posibilidad de que el saliente alcalde de Cúcuta, Ramiro Suárez Corzo, lo apoyara para que fuera su sucesor en el cargo, pudo haberle costado la vida al ingeniero Carlos Édgar Duarte Rodríguez, asesinado la noche del martes por sicarios en la capital de Norte de Santander.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
12 de abril 2006 , 12:00 a. m.

Ayer, el alcalde Suárez Corzo ofreció 50 millones de pesos para quienes suministren información sobre la identidad y el paradero de los asesinos de su ex secretario de Vías e Infraestructura y asesor, que tenía 36 años.

Según información de la Policía, Duarte fue atacado a las 8:30 de la noche por un hombre vestido de indigente que le disparó en la cabeza. En el hecho, que ocurrió en el exclusivo barrio La Riviera, en el suroriente de la ciudad, también fue herido Jesús David Cáceres, sub gerente de la empresa Supercable, que a esa hora acompañaba a quien era considerado la ‘mano derecha’ del polémico Alcalde .

Y aunque las autoridades policiales aún no tienen una versión oficial sobre el caso, en en el mundo político se da por descontado que tras el crimen habría intereses oscuros relacionados con la próxima campaña.

Alejandro Carlos Chacón, candidato a la Alcaldía por el movimiento Cambio Radical, señaló que esa hipótesis es la más probable: “Creo que (el asesinato) está relacionado con eso, con la Alcaldía, pues no hay nada más”, precisó.

Además de asesor, Duarte era secretario general de la junta directiva del Cúcuta Deportivo. Estaba en la lista de candidatos de Suárez para la Alcaldía, luego de que la Sala Quinta del Consejo de Estado declaró el pasado 15 de marzo que su período era atípico y que debió terminar el 31 de diciembre del 2005.

A pesar de esa determinación, Suárez se ha mantenido en el cargo por varias tutelas que sus abogados entablaron contra la decisión. Pero se espera una noticia definitiva para después de Semana Santa.

Desde que asumió el cargo, en el 2004, Suárez Corzo ha sido un alcalde polémico.

No sólo por la investigación que lo llevó ocho meses a la cárcel por presuntos nexos con el paramilitarismo, sino por su particular estilo para gobernar que mantiene divididos a los sectores políticos de la capital nortesantandereana.

”Aquí, al que quiere trabajar no lo dejan. Hay muchos enemigos, muchas sabandijas que se ocultan detrás de las ramas para hacerle daño a la sociedad civil. Que Dios los castigue”.

Ramiro Suárez Corzo, alcalde de Cúcuta, al condenar el asesinato.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.