Secciones
Síguenos en:
Placebo, orgánico y emocional

Placebo, orgánico y emocional

¿Cómo superar un álbum tan exitoso y de esos que no tienen corte malo como Sleeping With Ghosts? La única respuesta era tomarse un largo descanso (con gira, DVD y CD recopilatorios en medio) y replantear su sonido.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
12 de abril 2006 , 12:00 a. m.

Por eso, el Placebo ‘modelo 2006’ deja un poco de lado los aires electrónicos y retoma sus años roqueros. Y, claro, tenían que reclutar cerebros con la suficiente visión de vanguardia, como para no perder la costumbre de ir siempre un paso adelante.

Fue así como la banda, liderada por Brian Molko, para Meds, su nuevo CD (que ya se encuentra en el mercado colombiano) trabajó con genios técnicos como Dimitri Tikovoi y Flood. Los dos han participado en álbumes de artistas como PJ Harvey, Depeche Mode, Smashing Pumpkins y Nine Inch Nails.

El sueco Stephan Olsdal, cofundador de Placebo junto a Molko, y bajista de esta agrupación, con un español accidentado pero entendible, dice al otro lado del teléfono que “no quiere ‘hacerse el sueco” y suelta una carcajada.

Luego, explica que eso significa ‘pasar por arrogante’ y que en el caso de Placebo, el proceso de componer es “muy fácil. Todo el tiempo estamos escribiendo nuevas cosas. Durante las pruebas de sonido, en medio de una gira, en un avión…”. Este CD abre con Meds, una canción cruda y rápida en la que interviene Alison Mosshart en algunos coros. Es el corte perfecto para definir esta producción: “un regreso a las raíces roqueras de Placebo –explica Stephan–. Menos teclados, menos efectos. El de Meds es un Placebo más orgánico, más emocional. El reto siempre es sonar distinto al álbum inmediatamente anterior y creo que lo logramos”.

El primer sencillo de esta producción fue Song To Say Goodbye, fiel a otro ingrediente tradicional de la banda: letras melancólicas y casi depresivas.

Stephan comenta que escogieron esta canción como primer ‘single’ porque era “sencilla, pero fuerte”. “Habla de las opciones que tienes en la vida –afirma–. En especial, que a veces el mundo no necesita otra estrella de rock muerta. Es inevitable la melancolía en nuestra música, porque también hace parte de nuestras vidas”. Otro invitado de honor fue Michael Stipe, el cantante de R.E.M, que logra con Molko un dueto escalofriante en Broken Promise. Aunque en Colombia Placebo no es tan popular, en el resto del mundo ha vendido siete millones de discos. En apenas diez años de historia y con cinco álbumes, Placebo se constituyó en un clásico contemporáneo del rock.

LOS PROTEGIDOS DE DAVID BOWIE La historia de Placebo se remonta a los tiempos es que Brian Molko y Stephan Olsdal estudiaban en el mismo colegio en Luxemburgo. Entonces no eran tan amigos. No obstante, años más tarde, cuando se reencontraron en la salida del metro en Londres, quedaron de tomarse unos tragos. De ese encuentro surgió la iniciativa de formar Placebo. Con una presencia estética cercana a David Bowie (su padrino artístico) y casi andrógina, llamaron rápidamente la atención. El primer sencillo de Placebo fue ‘Bruise Pristine’, en 1995, producido por una pequeña compañía independiente. Su primer éxito musical vino con ‘Without You I'm Nothing’, del que se extraen éxitos como ‘Pure Morning’ y ‘Every You Every Me’.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.