Secciones
Síguenos en:
Capitales, geopolítica y seguridad

Capitales, geopolítica y seguridad

La globalización ha sido justificada con la teoría de que debe haber plena libertad al flujo de bienes, servicios y capitales; aunque no se reconoce esa misma libertad a las personas. Ahora resulta que están creciendo los bloqueos a la compra de empresas por parte de inversionistas extranjeros, y dicho renacer proteccionista esta floreciendo sobre todo en países desarrollados, que son los mismos que han invocado el libre comercio para forzar el acceso a los mercados de los países en desarrollo.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
11 de abril 2006 , 12:00 a. m.

La alarma que causó en Estados Unidos, la propuesta de vender a una empresa de los Emiratos Arabes los puertos de Miami, Nueva York, Nueva Jersey, Baltimore, Nueva Orleans y Filadelfia, se justificó con el argumento de que pondría en peligro la seguridad nacional, pues varios de los terroristas que atacaron el 11 de septiembre eran de dicho país.

De otra parte, el grupo siderúrgico europeo Arcelor se manifestó dispuesto a resistir con la ayuda de los gobiernos de Francia y Luxemburgo, la Oferta Pública de Adquisición (OPA) hostil, lanzada por el conglomerado indio Mittal Steel.

El parlamento francés aprobó una ley sobre OPA, destinado a dotar a las empresas locales de herramientas para defenderse de ofertas hostiles. La ley obliga a quien lanza una OPA, a declarar sus intenciones a la Autoridad de Mercado Financieros; y permite a la empresa amenazada por una OPA, a emitir rápidamente bonos de suscripción de acciones para aumentar su capital y encarecer la acción. Mientras, el grupo italiano Enel mantiene interés en comprar el grupo francés Suez, para contrarrestarlo el gobierno francés anunció la fusión de Gaz de Francia (89 por ciento en manos del Estado), y el grupo privado Suez.

También España adoptó medidas para protegerse de las OPA indeseables. Un controvertido decreto otorga al regulador español de energía un derecho de supervisión sobre toda operación que implique la compra de un 10 por ciento o más de las empresas energéticas, con vistas a proteger el interés general contra riesgos significativos en ese sector considerado estratégico. Se adoptó el decreto cuatro días después que la alemana E.ON lanzara una oferta sorpresiva por Endesa, primera eléctrica española. El gobierno español tiene una acción dorada en Endesa que le permite bloquear una adquisición.

Las grandes potencias, que se declaran defensoras del libre comercio, ahora defienden acérrimamente algunos sectores frente a la competencia extranjera; y Estados Unidos, el mismo que acusa frecuentemente a sus socios pequeños por aplicar prácticas proteccionistas, no duda en invocar el interés nacional para protegerse. La compañía china Cnooc presentó una oferta por la corporación estadounidense Unocal en el 2005, y debió retirarla por las fuertes reacciones nacionalistas que surgieron. Estados Unidos por su parte mostró sus reparos a la entrega en concesión de dos puertos en los dos extremos del Canal de Panamá a la firma Hutchinson, con intereses chinos y británicos.

Charlie Mc Grewey, comisionado europeo para el mercado y los servicios internos, afirmó que “hay muchos estados miembros dispuestos a frustrar el funcionamiento del mercado”. En todo caso, el número de tratos transfronterizos en el año 2006 está en su nivel más alto desde el 2000, extendiéndose a sectores como la energía, que solía ser de dominio estatal.

Pero ahora que han sido privatizadas, las empresas permanecen celosamente resguardadas por regulaciones nacionales.

Entre nosotros, las multinacionales del tabaco, energía, telecomunicaciones, níquel, carbón y aviación, compran las empresas nacionales construidas con ahorro y trabajo nacional, y nuestros gobiernos se ocupan de atraer dichos inversionistas, ofrecerles facilidades, y aceptan tratados bilaterales de inversión, que brinden plenas garantías a los inversionistas trasnacionales

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.