EL MEXICANO SE REFUGIÓ EN PANAMÁ

EL MEXICANO SE REFUGIÓ EN PANAMÁ

Un piloto de helicópteros colombiano declaró ayer que trasladó a Panamá a dos jefes del Cartel de Medellín que buscaban seguridad tras el asesinato del ministro de Justiciam, Rodrigo Lara Bonilla, en abril de 1984. Nelson Bermúdez Guzmán, de 41 años, testificó en el juicio del ex hombre fuerte panameño Manuel Noriega que llevó desde Colombia hasta una remota pista de aterrizaje en Panamá a Gustavo Gaviria y a su familia, a principios de mayo de 1984. Poco después también trasladó a Panamá al jefe del narcotráfico Gonzalo Rodríguez Gacha, El Mexicano , y a su hijo, quienes buscaban seguridad.

28 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

Rodríguez murió en un enfrentamiento con las autoridades colombianas el 15 de diciembre de 1989.

Interrogado por Guy Lewis, asistente del fiscal federal, sobre si Rodríguez se estaba en ese entonces escondiendo, el testigo respondió: Sí. El ya tenía problemas con relación a la muerte del ministro de Justicia, Rodrigo Lara Bonilla , asesinado el 30 de abril de 1984.

El piloto añadió que también hizo cuatro vuelos transportando cocaína a remotas pistas de aterrizaje en Panamá durante el mismo mes de mayo de 1984. En cada vuelo transportó 200 kilos de droga, excepto en el último, cuando fueron 250 kilos.

La cocaína estaba empacada en bolsas de lona verdes, afirmó. Bermúdez declaró que sus jefes le dijeron que no se preocupara por ser capturado, porque estamos pagándole al general un cierto porcentaje . No dio más explicaciones.

Antes que Bermúdez subiera al estrado, la fiscalía llamó otra vez a un testigo para que declarara sobre las actividades cumplidas con un yate llamado Krill.

De acuerdo con el documento de la acusación contra Noriega, el Krill se usó para transportar más de 300 kilos de cocaína desde Colombia hacia Estados Unidos, pasando por Panamá.

El testigo, Enrique Pereira, declaró que el Krill era propiedad de su jefe, César Rodríguez, quien fue uno de los asociados más cercanos de Noriega. Pereira testificó que se le ordenó dos veces ir a una pista de aterrizaje cerca de la ciudad de Panamá para recoger a varios colombianos y entregarlos a los tripulantes del Krill.

Una vez oyó que su jefe discutía un asunto de un millón de dólares . Agregó que los pasajeros que transportó ahora eran gente muerta . El testimonio de Pereira no relacionó a Noriega con el Krill.

Los llamados cargos del Krill son el noveno y el décimo del documento de acusación contra el general.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.