FINALMENTE, LA LÓGICA SALIÓ VICTORIOSA

FINALMENTE, LA LÓGICA SALIÓ VICTORIOSA

El quiebre excepcional de Adolfo Valencia sobre Ricardo García, la llegada al fondo y el pase rastrero para la aparición de Adolfo Barán y concretara la anotación del triunfo sobre el Atlético Bucaramanga... Era insólito que Independiente Santa Fe no celebrara con una victoria su clasificación al cuadrangular final. Con todo y el penalty que le atajó Carlos Arias a Héctor Gerardo Méndez (minuto 2 del complemento), con todo y el lujo que fabricó Carlos Araújo en el área que finalizó muy mal con un disparo suave a las manos del guardavallas (minuto 38).

28 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

Insólito porque Santa Fe había tenido a su disposición el partido para liquidar al contrario mucho antes de la genialidad de Valencia en el minuto 90. Porque el propio morocho de Buenaventura una y otra vez se agarró la cabeza a dos manos al colocar en dos oportunidades a Manuel Córdoba frente a Agustín Granados (minutos 5 y 10 de la inicial)...

Porque el mismo Valencia se había comido dos claras opciones y porque también le alcanzaba para desbordar a tres zagueros y ubicarle la pelota a un tímido Barán en el corazón del área que el uruguayo en lugar de darse vuelta y fusilar a Granados, prefirió devolvérsela en un remedo de pared que Valencia jamás esperaba.

Santa Fe, es indudable, fue claro dominador en setenta de los 90 minutos del compromiso. Sin la sobriedad en el transporte de la pelota, sin la claridad suficiente para abrir espacios en el cerrado bloque defensivo de los búcaros , pero sí con el temperamento luchador de siempre y la tradicional búsqueda de sus dos delanteros en punta.

Bucaramanga, para lo que necesitaba (una victoria), fue inferior a esa responsabilidad. Vino y se recostó en su zona, con tres volantes recuperadores como Méndez, Romeiro Hurtado y Elías Correa, que hicieron lo de siempre en el conjunto canario: levantar la mirada y apuntar a la cabeza de sus delanteros.

Solo que arriba no estaba el Kiko Barrios, el hombre que generalmente las gana todas y la baja para la entrada de sus compañeros. Allí, al contrario, emergió Miller Cuesta para evacuar sin problemas.

Y claro, en la retina puede quedar esa angustia del final por la reacción del visitante en los 20 minutos finales, empujados por el amor propio, al ritmo de los goles del América y porque Independiente Santa Fe empezó a quedarse físicamente por la presión y por la feria del desperdicio que denotó a lo largo del cotejo.

Además por la complacencia de un árbitro como José Joaquín Torres ante la reciedumbre de la que hizo gala el visitante, aparte de dos jugadas con clara intención de pena maxima en el primer tiempo (empujón evidente sobre Perazzo y el caballito de Esterilla sobre Valencia).

Pero Santa Fe no se podía ir a la final sin la alegría total...

Porque lo hizo todo para ese merecimiento: el penalty que atajó Arias por falta clara de Didio Mosquera sobre Angulo para la reivindicación de un arquero que aguantó hasta encontrar su oportunidad, las múltiples opciones que marró frente a Granados y al final la presencia decidida de Valencia para entregarle a otro uruguayo, el desquite frente a la hinchada.

Bucaramange venía mermado y de ahí se desprende esa precaución del comienzo. De pronto encontraba la ocasión, como realmente la tuvo, pero allí estaba parado Arias para convertirse en una de las figuras del partido. Una atajada que vale millones...

Las cuatro grandes plazas del fútbol colombiano quedaron cada una con un representante en la lucha final por el título de la temporada.

En efecto, tras los resultados de la última fecha de la fase semifinal, celebrada anoche, Bogotá, Cali, Medellín y Barranquilla tienen un equipo clasificado.

El duelo por el título, que defiende América, comenzará el próximo domingo y finalizará el miércoles 18 de diciembre.

Los dos primeros cuadros clasificarán para la Copa Libertadores, cuya primera etapa enfrentará a los conjuntos colombianos ante los peruanos.

Y, finalmente, luego de seis dramáticas jornadas, se impuso la lógica. En los pronósticos de todo el mundo figuraban América, Junior y Nacional. Quizá la única opción que no estaba absolutamente definida era la del Santa Fe, un tanto equilibrada con la del Quindío.

Medellín, desde el domingo pasado; Millonarios, Quindío y Bucaramanga, salieron de la lucha por el título, luego de las derrotas que sufrieron anoche.

Los albiazules, que no necesitaban un milagro, sino dos, cayeron en Barranquilla 2-0; Quindío sucumbió en Cali 3-2, mientras que Bucaramanga perdió en Bogotá ante Santa Fe 1-0.

El sorteo del cuadrangular final por la Copa Mustang, se cumplirá este jueves, a partir de las 11 de la mañana, en la sede de la Dimayor.

Los cuatro finalistas suman entre ellos 17 estrellas en los 42 torneos celebrados. Santa Fe y América tienen seis coronas, Nacional 3 y Junior 2.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.