Secciones
Síguenos en:
Aleandro es un regalo de Dios

Aleandro es un regalo de Dios

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
07 de abril 2006 , 12:00 a. m.

La argentina Norma Aleandro, con su monólogo Cuentos sobre el amor y otros cuentos sobre el amor, dio una magistral clase de actuación y demostró por qué es una de las más grandes actrices del continente. Aunque ha ganado premios en el cine (entre ellos el Globo de Oro) lo suyo, como lo ha repetido mil veces, es el teatro. Allí está más cómoda. En un espacio que no fue el más adecuado para sus monólogos (el Astor Plaza... Hubiera sido mejor un teatro más íntimo), llenó el escenario con su presencia. Pasó de ser cantante de cuplés a personaje de García Márquez y Señorita de Tacna.

Aleandro no necesitó de parafernalia ni elemento alguno para mostrarnos bosques, ríos y pueblos enteros.

Norma estuvo despojada de cualquier asomo de soberbia. Ella, que de verdad podría darse aires de grandeza, fue la más humilde. Sus ojos fueron lo más sorprendente. A través de ellos pudimos leer que, tal vez, para ser tan grande como ella, hay SIEMPRE que dejarse atravesar por la realidad, mantener los pies sobre la tierra y comprender que eso de ser actor es un privilegio que los dioses les han dado a algunos y que no se debe desaprovechar en falsos revestimientos. ¡Gracias Señora!

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.