Secciones
Síguenos en:
Gasto social está inflado: Contraloría

Gasto social está inflado: Contraloría

Un minucioso análisis de la Contraloría General de la República concluyó que el Gobierno está sobredimensionando o “inflando” las cifras de lo que destina del presupuesto al gasto social.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
05 de abril 2006 , 12:00 a. m.

El contralor general, Antonio Hernández Gamarra, afirmó ayer en un foro que organizó la Fundación Restrepo Barco, en Bogotá, que el Gobierno está sumando en este rubro los recursos que invierte en campos como seguridad, defensa, medio ambiente y pensiones, los cuales, en el criterio del organismo, no deben contar para el anexo de gasto social. Desde el 2004, el pago de las pensiones del Seguro Social se empezó a incluir en el presupuesto nacional, luego de que se agotaron las reservas del ISS.

En el 2003, por ejemplo, para todo el sector social invirtió 28,7 billones de pesos, de los cuales 6,2 billones se destinaron a rubros diferentes. Lo mismo pasó en el 2004. De los 34,9 billones de pesos, 7,5 billones (21 por ciento) llegaron a sectores que no son considerados como inversión social.

La Contraloría explica que por ley, la proporción de lo que se va para este tipo de gasto no puede bajar de un año a otro. Sin embargo, entre el 2002 y el 2003 cayó de 44 a 42 por ciento. A partir de ese año, los recursos subieron, pero la Contraloría señaló que la cifra crece, entre otros, por el aumento de sus obligaciones en pensiones.

El ente de control explicó que para hacer el análisis –en el que trabajaron 20 personas y tardó tres meses– se escogieron los rubros que cumplieran los siguientes requisitos: incidir positivamente en la disminución de la pobreza, contribuir a la redistribución del ingreso y contribuir a la formación, expansión o renovación de capital humano.

No obstante, el alto funcionario recalcó que esta medición es difícil de hacer y que es un debate “metodológico y académico”, debido a que “no hay una definición precisa de lo que es gasto social y no existe un clasificador presupuestal que lo pueda identificar. Es necesario un consenso”.

El análisis también tocó el tema de gasto en la infancia.Según el estudio, el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (Icbf) tuvo el año pasado un presupuesto de 1,3 billones de pesos. De ellos, 480.000 millones están invertidos en TES (bonos con los que el Gobierno se financia). Es decir, que cerca de la mitad de sus recursos no los puede usar.

También criticó que el Instituto se sostiene con parafiscales, pero estos terminan en papeles del Gobierno y, por eso, estos recursos no están cumpliendo con su finalidad.

Ministerio responde Carolina Rentería, directora de Presupuesto del Ministerio de Hacienda, afirmó que “el Gobierno es el más interesado en buscar consensos sobre la definición de gasto social”. De hecho, dice la funcionaria, en el 2003 se tramitó una ley cuyo dos artículos se dirigían a definir este tema, pero se cayó.

Rentería agregó que para ellos las pensiones son gasto social, “algo que lo confirma una sentencia de la Corte Constitucional”. Lo mismo sucede, según ella, con los temas ambientales y, en el sector defensa, “cada funcionario aporta parafiscales para sostener entidades como el Sena”.

Con relación a los TES, la directora afirmó que a partir de este año tanto el Icbf, como el Sena y el Fosyga podrán disponer de todos los recursos que le entran y, también, de parte de los bonos. “Esto se hizo hace unos años porque se requería un ajuste fiscal”, dijo Rentería.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.