Secciones
Síguenos en:
Es verdad: el mundo se está acabando

Es verdad: el mundo se está acabando

Señoras y señores: no crean ustedes en los anuncios de que el mundo se va a acabar. Se trata de profecías mentirosas. El mundo no se va a acabar, el mundo ya se está acabando. Otra cosa es que nos empeñemos en ignorarlo. Sería un suicidio no oír la señal de alarma que emitió la Cumbre de la Biodiversidad, reunida en Curitiba (Brasil) hasta hace tres días. Se esperaba que los 122 países inscritos llegaran a pactos de acción para detener la galopante destrucción del medio ambiente, y lo único que lograron fueron carameleos y, en el mejor de los casos, el tímido reconocimiento de que tenemos un problemita.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
05 de abril 2006 , 12:00 a. m.

Es un nuevo triunfo de la insolidaridad. Según la ONG Ecologistas en Acción, “los intereses económicos y comerciales de los países ricos”, sumados a la desunión de los pobres, impidieron un acuerdo para frenar la destrucción planetaria. Los mayores perdedores son los terrícolas de las nuevas y futuras generaciones, que heredarán la ruina.

Mientras la Cumbre se ahogaba en un pozo de babas y carreta, varias publicaciones corroboraban la llegada del temible lobo, ese calentamiento global que todo lo alterará y –si no se hace algo urgente y radical– acabará con el mundo. “El cambio climático –dice un escalofriante y recomendable informe de Time– no es un problema vago y futuro, sino que está deteriorando el planeta a pasos alarmantes.” Entre tanto, The New York Times revela que el aumento de temperatura deshiela el mar de Okhotsk (Japón), El País (España) refiere que Groenlandia se derrite, y un científico anuncia en Curitiba que “la sexta extinción de las especies (en los anales de la Tierra) es ya imparable”.

Más datos para quitar el sueño: entre el 2000 y el 2002 la lista de animales en peligro de extinción pasó de 10 mil a 16 mil y la de plantas, a 76 mil.

Los osos blancos mueren ahogados, porque se derrite el hielo polar, y la población de pingüinos va en caída. Diecinueve de los 20 años más calientes de la historia son posteriores a 1980. “Hasta los más escépticos aceptan que el calentamiento global es real y que lo causa el ser humano”, dice Time.

Pese a tan apocalíptica evidencia, no se consiguió en Brasil un compromiso para detener el proceso de demolición. Cada quien vela por sus intereses, y que el mundo se pudra. El Titanic se hundió mientras la orquesta tocaba armoniosamente. Pero aquí los pasajeros del globo naufragamos peleando. La serpiente del TLC Algunas reacciones al Cambalache sobre el TLC y Bolivia merecen vitrina. Un caballero escribió un artículo en EL TIEMPO donde defiende la ley de la selva que permite al TLC crecer y prosperar. “Todos somos caínes de todos y no hay solidaridad sino conveniencia.” Es la apología del mismo espíritu egoísta y matón que prevalece en asuntos del medio ambiente y nos tiene al borde del abismo. Ya pagaremos con sangre la insolidaridad y la desunión.

Cita cifras que otros expertos refutan y termina con una curiosa comparación en el sentido de que soy como “la serpiente del Paraíso”. Cumplido que agradezco, pues no se me ocurre mejor definición de lo que debe ser la tarea del periodista.

Más simpático aún es un ‘argumento’ de cierto editorial de El Colombiano: afirma que este columnista se opone al TLC porque un hermano suyo no tiene visa para Estados Unidos. Raciocinio de donde deduzco que mi taita debió de ser un semental espléndido. De lo contrario, ¿cómo se explica que el 60 por ciento de los colombianos se oponga al TLC? ¿Serán medio hermanos del suscrito? Así anda el departamento de lógica entre los defensores del malhadado TLC.

cambalache@mail.ddnet.es

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.