AGENCIAS: LOS INTERMEDIARIOS IATA

AGENCIAS: LOS INTERMEDIARIOS IATA

Ninguna línea aérea puede permitirse el lujo de instalar una oficina de ventas en todas las ciudades del mundo, por lo que tradicionalmente las industria del transporte aéreo ha confiado en los intermediarios: las agencias de ventas. Las agencias de carga se rigen por diferentes reglas que estipulan los derechos y obligaciones de las líneas aéreas y de las agencias, así como los procedimientos que estas deben seguir para obtener la debida autorización.

26 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

Los agentes deben satisfacer ciertos requisitos en materia de solvencia financiera, capacitación del personal, acondicionamiento de los locales y protección de los documentos de transporte.

En los programas de la Asociación del Transporte Aéreo Internacional (IATA) figuran actualmente unas 3.500 agencias de carga.

En el transcurso de los años, la IATA ha establecido estrechas relaciones con la Federación Internacional de las Asociaciones de Expedidores y Asimilados (FIATA).

El programa de las agencias ha tenido que ir adaptándose al entorno comercial en constante evolución. Se han simplificado los procedimientos para obtener el permiso de agente reconocido y modificado los requisitos a tenor de las condiciones locales.

El programa de las agencias está liberalizándose al paso que se intensifica la competencia. Según lo previsto, en los próximos años se modificarán, en distinta medida, las relaciones tradicionales entre los agentes y las líneas aéreas, sin abandonar el principio básico de fijar ciertos criterios comerciales para los primeros.

La creciente tendencia hacia la automatización ha llevado a las líneas aéreas afiliadas a la IATA a considerar las ventajas de los planes de liquidación para la contabilidad computarizada entre las líneas aéreas y los agentes de cada país.

Las cuentas de los expedidores de carga pueden transmitirse por medio del Sistema de Liquidación de Cuentas de Carga (CASS).

El CASS empezó en Japón a finales de la década del 70. En vez de liquidar las cuentas de cada una de las líneas aéreas con las que trabajan, los expedidores de carga lo hacen a través de una sola oficina de contabilidad central.

Actualmente participan otros países y varios más han manifestado su interés en el programa, entre ellos Colombia, que en año 1992 ya estará implementando el CASS.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.