Secciones
Síguenos en:
Homenaje póstumo a una generación rebelde

Homenaje póstumo a una generación rebelde

La condición de cinéfilo que tenía R.H. Moreno Durán no era muy pública. El autor de Fémina suite siempre estuvo asociado a temas aparentemente lejanos a la rutina del ciudadano de la calle, como la literatura alemana, los juegos del lenguaje y la ambigüedad de la jerga diplomática.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
02 de abril 2006 , 12:00 a. m.

Pero R.H. era un fanático del cine, algo que, pensándolo bien, es casi connatural a cualquier escritor del siglo XX. Sin embargo, como todo en el escritor boyacense, su afición era especial. Estaba anclada en el tiempo, en la última década no había ido prácticamente a un teatro, según cuentan sus allegados. Sin embargo, era una biblia en cuanto al cine de la década del sesenta, cosa que se manifiesta en buena parte de los capítulos de Desnuda sobre mi cabra, una de las dos novelas que dejó escritas.

Para empezar, hay que decir que la cabra de la que habla el título es en realidad una antigua moto Vespa, de esas que las películas del neorrealismo italiano pusieron muy de moda entre los años cincuenta y sesenta.

La imagen inevitablemente devuelve al lector en el tiempo y afloran como pequeños fotogramas mentales escenas de West Side Story o American Grafitti.

Es la época de la transición entre los peinados con gomina y las chaquetas de cuero, a los mechudos devotos de los Beatles y fanáticos de la utopía comunista. La década en la que la juventud adquirió su mayoría de edad, cuando hicieron de la rebeldía su bandera política.

R.H. Moreno Durán elude las grandes discusiones ideológicas, o las largas reflexiones generacionales. Opta por lo que los críticos llaman la novela de iniciación, las primeras experiencias en el sexo, el ingreso a la universidad, las drogas.

Los hechos históricos de los sesenta conforman la escenografía del relato, aparecen mediante chispazos y referencias de alguno de los protagonistas. De esa forma R.H. da cuenta de la muerte de Marilyn Monroe; Fidel Castro y la crisis de los misiles, el asesinato de Kennedy, la muerte de Camilo Torres.

Desnuda sobre mi cabra es la crónica de un grupo de amigos, Los 7 magníficos. Adolescentes que empiezan a forjar su destino de una manera colectiva.

Moreno Durán acuñó para la literatura las cotegorías de meninas, madonnas y matriarcas y por eso siempre se le consideró un gran analista del mundo femenino. Pero en Desnuda sobre mi cabra predomina la testosterona del universo masculino adolescente.

En resumen, una novela que muestra a un R.H. más cercano al lector común, muy cinematográfica, no solo en sus referencias sino en su historia. Es fácil verla en pantalla, probablemente con la dirección de Jorge Alí Triana, uno de sus grandes amigos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.