Los caza-apuestas de la lotería

Los caza-apuestas de la lotería

Las frías madrugadas de la Central de Abastos (Corabastos), en el suroccidente de Bogotá, se llenan de alegría cuando se anuncia al ganador de turno de los 25 millones de pesos que todos los días, sin excepción, se rifan en el lugar. (VER CUADRO: APORTES DEL JUEGO A LA SALUD EN BOGOTÁ (2005)

31 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Cientos de boletas se venden durante el día a 10.000 pesos, y pasadas las 4 de la mañana comerciantes, coteros, conductores y demás trabajadores interrumpen sus labores para participar en el improvisado sorteo.

Y aunque la de Corabastos es la apuesta ilegal más reconocida de Bogotá, cientos de rifas y juegos sin ningún control estatal se realizan a diario en varios sectores comerciales de la capital. Sin registros La ilegalidad del juego en la ciudad es perseguida cada día por la Unidad de Fiscalización de Apuestas, una oficina de la Lotería de Bogotá en la que laboran tres personas.

Su misión, además de verificar la legalidad del negocio en Bogotá –que agrupa a 38 empresas y 50.000 vendedores– y los municipios de Cundinamarca, es poner en conocimiento de la Fiscalía las prácticas que están fuera de la ley para que sean judicializadas. De ahí que sean objeto de constantes amenazas para desestimular su labor.

Fabio Villa, gerente de la Lotería, dice que no se tienen registros de cuánto dinero se mueve a diario por este concepto, “pero si solo en lotería y chance legal se venden en Bogotá cerca de 600 mil millones de pesos al año, imagínese cuánto perciben los que no pagan impuestos”.

Su grupo de ‘caza-apuestas’ indica que el millonario negocio está en manos de pequeñas mafias organizadas que se encargan de vender las boletas (cuyos precios oscilan entre 500 y 100 mil pesos) y garantizar la “transparencia” del proceso.

En cualquier momento del día, o de la noche, se realizan los fugaces sorteos en casi todas las plazas de mercado, en especial la de Corabastos, así como en San Andresito, San Victorino y algunos sitios públicos y barrios de Kennedy, Fontibón, Usme, Bosa y el centro.

Incluso, utilizan papelería propia, sistemas electrónicos de balotas y hasta improvisadas ruedas fichet.

Y los hay para todos los gustos, pues se rifan desde grandes sumas de dinero y mercados hasta electrodomésticos, viajes o costosos vehículos. (ver recuadro).

“Sin embargo, los premios no siempre son entregados a los apostadores, pues sus organizadores manipulan los resultados para que nadie obtenga los premios”, dice Villa.

Agrega que además de afectar el régimen subsidiado de salud, que soporta el costoso pasivo pensional de ese sector, las apuestas ilegales también “tumban” a diario a miles de incautos ciudadanos que acuden a ellas buscando el tan esquivo golpe de suerte que les cambie la vida.

Esta es sin duda una riesgosa y millonaria apuesta.

EL FALSO JUEGO DE LOS BONOS SOLIDARIOS Dentro de las diversas modalidades de juegos de suerte y azar definidas por la ley, las loterías, el chance y las rifas son las más vulnerables de ser afectadas por prácticas ilegales.

Las personas que manejan el negocio acuden a toda suerte de mecanismos para engañar a los apostadores y no pagarles los premios indicados en las boletas.

Fabio Villa, gerente de la Lotería de Bogotá, sostiene que bajo la denominación de bonos solidarios o donaciones se disfraza la operación ilegal de la mayoría de las rifas, “y en muchos casos del juego de apuestas permanentes o chance, pues se realizan a diario y entregan premios en dinero, lo que está prohibido”.

Los bonos solidarios son empleados en la mayoría de las veces por organizaciones como cuerpos de bomberos y colegios que delegan en un tercero la responsabilidad de la consecución y entrega de premios.

En la actualidad la entidad adelanta un proceso de licitación sobre juegos de apuestas permanentes en Bogotá y Cundinamarca para determinar los alcances reales del mercado ilegal.

Será la primera vez que se mide este fenómeno.

760 mil Son los millones de pesos que en promedio se apostaron legalmente en loterías, chance y juegos de suerte y azar durante el 2005 en Bogotá. Las autoridades no cuentan con registros del panorama ilegal

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.