Superindustria, un gran poder detrás de los movimientos empresariales

Superindustria, un gran poder detrás de los movimientos empresariales

De una entidad dedicada a atender reclamos de los consumidores por mala calidad de los productos o publicidad engañosa, la Superintendencia de Industria y Comercio se ha convertido en una especie de “guillotina” que autoriza o no la realización de los negocios más importantes en el país. (VER CUADRO - INTEGRACIONES EMPRESARIALES ESTUDIADAS POR LA SIC)

29 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

La razón: la entidad debe decidir sobre ventas, integraciones y escisiones, garantizar el mantenimiento de la competencia en el mercado o si el nuevo negocio estimula el monopolio.

En ese orden, la entidad de vigilancia y control se ha convertido en un actor determinante a la hora de dar vía libre a la realización de las movidas empresariales que se hacen en el país.

Precisamente, por estos días la Superindustria estudia el caso Telecom, pues deberá dar la habilitación a los potenciales socios para que entren al negocio. Cada uno de los oferentes, en este caso cuatro, debe recibir ese aval.

Como se recuerda, los directivos de la empresa estatal establecieron como una de las condiciones para participar en su subasta -el próximo 7 de abril- que los interesados deben recibir el visto bueno de esta Superintendencia para evitar que la operación que se realice vaya en contra de las normas de libre competencia. En el fondo, Telecom quería “curarse en salud”.

Pero este caso es sólo una de las ocho operaciones que -en promedio- estudia cada mes la entidad.

Cifras de la entidad, señalan que el año pasado fueron analizadas un total de 93 integraciones económicas, de las cuales 89 se aprobaron sin condiciones, tres con condiciones y una fue objetada.

Allí se destaca el negocio más grande realizado por una compañía colombiana en la historia: la integración empresarial de la cervecera Bavaria con la multinacional surafricana SAB Miller.

Esta operación, valorada en 7.800 millones de dólares, recibió el visto bueno de la SIC en septiembre del 2005.

Ese mismo mes, el organismo de control aprobó uno de los mayores movimientos del sector cementero en los últimos años, la integración de las empresas del Grupo Argos: Cementos Paz del Río, Cementos del Nare, Cementos del Caribe, Cementos del Valle, Cementos del Cairo, Cementos Ríoclaro, Tolcementos y Colclinker.

Argos facturó el año pasado 992 millones de dólares y planea elevar esta suma a 1.300 millones de dólares.

Otra de las operaciones en las que participó la Superindustria fue la compra de la Compañía Colombiana de Tabaco (Coltabaco), por parte de la multinacional Phillip Morris International, conocida en el mundo por producir los cigarrillos Marlboro.

Aunque el estudio de la SIC se extendió por más de dos meses, finalmente aprobó la operación en marzo del 2005.

Pero no todos los que acuden a la Superintendencia de Industria y Comercio salen bien librados. En diciembre pasado, la entidad objetó la compra de activos de las plantas de concreto de Holcim Colombia por parte de Concretos de Occidente, una empresa filial del Grupo Argos.

En su momento, el organismo de control y vigilancia consideró que esta transacción podía restringir en forma indebida la competencia en el mercado de concreto para la construcción en la zona del viejo Caldas.

También en diciembre del 2005, la Superindustria condicionó una de las movidas más destacadas de la industria editorial, la compra de la compañía Editora Cinco por parte de de su similar mexicana Televisa.

.

* ¿ETB y EPM evitaron el veto?.

La próxima semana la SIC revelaría sus conceptos respecto a las cuatro empresas o consorcios interesados en quedarse con Telecom: Telmex, Cantv, Cablecentro-Phone One y Telefónica de España.

Inicialmente, ETB y EPM habían mostrado interés en el negocio, pero luego desistieron. Extraoficialmente se dice que su decisión tiene que ver con que calcularon que no pasarían el filtro de la Superintendencia en materia de manejo del mercado.

Aunque los proponentes no tienen operación de telefonía fija en Colombia, la Superintendencia deberá estudiar el caso de los operadores celulares Comcel y Telefónica.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.