Fijan condiciones para empresas con contratos de estabilidad tributaria

Fijan condiciones para empresas con contratos de estabilidad tributaria

Las empresas que tengan contratos de estabilidad tributaria y hayan realizado una fusión, una escisión o una cesión de activos y pasivos, tienen 30 días de plazo –contados a partir del 23 de marzo–, para pedirle un permiso a la Dian y poder mantener los beneficios adquiridos.

28 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Los contratos de estabilidad tributaria nacieron en 1995 y su objetivo era que un contribuyente se comprometía a pagar dos puntos más de impuesto de renta, a cambio de quedar exento de nuevos impuestos en las reformas tributarias, entre uno y diez años, es decir, actualmente no pagan sobretasa de renta, impuesto al patrimonio, ni el gravamen a las transacciones financieras, entre otros impuestos.

Pero ya no están vigentes, pues quedaron derogados en 1998. Hoy 32 empresas tienen este tipo de contratos y la mayoría son grandes contribuyentes.

El nuevo requisito de pedir permiso a la Dian, que fue establecido en el Decreto 852 del 2006 del Ministerio de Hacienda, busca controlar a las empresas que están recibiendo este beneficio tributario, para verificar que las nuevas compañías que resulten de las fusiones o las escisiones, mantengan el mismo objeto social y desarrollen las mismas actividades de los que tenía la sociedad en el momento en que suscribió el contrato con el Gobierno.

Así mismo, se pretende armonizar los efectos tributarios en esos tipos de operaciones, en relación con la legislación comercial y financiera vigentes.

La Dian tendrá diez días después de la radicación de la respectiva solicitud para dar su autorización. La transferencia de los derechos del contrato de estabilidad tributaria deberá realizarse en forma total e irrevocable.

Si lo que se hace es una fusión, el decreto 852 señala que una vez se formalice, la sociedad absorbente adquirirá los derechos tributarios de la sociedad o sociedades absorbidas.

En el caso de la escisión, la empresa deberá señalar la entidad que adquirirá los derechos y obligaciones del contrato de estabilidad, pero si lo que se hace es una cesión, los contratos sólo podrán cederse cuando la operación comprenda más del 25 por ciento de los activos, pasivos de la entidad cedente.

.

* Pactos controvertidos.

Los contratos de estabilidad tributaria terminaron en una época en la que el Gobierno se dio cuenta que estaba urgido de recursos (a finales de lo 90) y no podía seguir dando ese tipo de beneficios.

Según tributaristas consultados, estos pactos han generado bastante controversia, en especial en el sector financiero, pues los bancos que no están cobijados sienten que tienen una desventaja frente a los que sí tienen el contrato, que hoy están pagando menos impuestos.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.