‘Somos los hijos de la dictadura’

‘Somos los hijos de la dictadura’

El 24 de marzo nunca más volvió a ser un día más en Argentina. En aquel tumultuoso 1976 era miércoles, desde la madrugada pintaba caluroso y para millones de argentinos, los de entonces y los que nacieron después, esa fecha cambio sus destinos para siempre.

26 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Cerca de 30.000 detenidos y desaparecidos y unos 500 bebés robados, además de un país sumido en una crisis económica de la que aún no logra salir del todo, dejaron los 7 años de abusos y atrocidades cometidas por los militares.

Un ex militante político, una sicóloga y un trabajador nacido a las 5 de la mañana de ese día, el más negro de la historia argentina, cumplen años el 24 de marzo.

Son tres historias, tres testimonios tan parecidos y diferentes, que bien pueden demostrar cómo hasta hoy los argentinos sufren las consecuencias de un suceso ocurrido ya hace 30 años.

No cumplimos con los sueños’ Juan Salinas, periodista y escritor, 24 de marzo de 1955.

“El día del golpe cumplía 21 años. Era militante político. Había pertenecido a Montoneros (grupo rebelde armado que operó en la década de los 70) hasta unos meses antes, y había comenzado a manifestar mis críticas.

“Hacía tres meses que había cumplido el servicio militar obligatorio y allí dentro yo me daba cuenta de lo que se venía. Les decía a mis compañeros: ‘Nos van a matar a todos’. Pero muchos no querían escuchar.

“Aquel 24 vivía un día acá y otro allá, junto a mi novia, que hoy es mi esposa. No tenía trabajo e igual me ponía un traje y salía a dar vueltas todo el día, como si lo tuviera. Porque cualquier vecino te podía delatar.

Además, teníamos que cambiar de casa por seguridad.

“Ese día estaba con mis amigos Marcelo Gelman (hijo del poeta Juan Gelman) y su esposa, Claudia Iruretagoyena (ambos desaparecidos), y con la mamá de ella, María Eugenia Casinelli, luego fundadora de Madres de Plaza de Mayo.

“En la tarde salí a caminar por la Avenida Córdoba y los tanques marchaban a contramano.

“En noviembre nos fuimos al exilio en España, en donde estuvimos hasta 1983.

Me hice periodista, vivimos durante años con miedo y creo que a partir de entonces mi vida cambió.

“El exilio en Barcelona estuvo cargado siempre por la necesidad de regresar al país, viendo cómo algunos compañeros que decidieron volver en la Contraofensiva de Montoneros cayeron como en una ratonera y siempre pensando en volver al país. De hecho, lo hicimos con mi esposa ni bien regresó la democracia.

“No pudimos cumplir con los sueños de justicia social por los que peleábamos, viví a los saltos económicamente y con la tristeza de saber que muchos, muchos amigos y hermanos, fueron asesinados. Por eso, desde ese día nunca más festejé mi cumpleaños”.

‘Mis padres vivían mejor que yo’ Daniel Rodríguez, mesero, 24 de marzo de 1976.

“Nací ese día a las 5:20 de la mañana en el Hospital Fiorito de Avellaneda.

Mis padres eran peronistas. Mi viejo tenía inclinaciones sindicales y esa noche, me contaba, no llegó al hospital porque había militares por todos lados. Hasta en los pasillos.

“Mi primer recuerdo de esa época era mi papá sin trabajo desde hacía 3 años –lo habían despedido de una metalúrgica de Avellaneda, que después cerró como otras tantas empresas desde entonces– y el bullicio en las calles por la Guerra de Malvinas. Después mis padres me contaron lo de los derechos humanos y las desapariciones.

“No viví esa época, porque era un pibe pero me la imagino terrible. Estudié hasta segundo año de bachiller pero dejé porque en casa no alcanzaba el dinero y me puse a trabajar. Comencé en una pizzería, después por amor a mi club trabajé como canchero (el que corta el césped) en el estadio de Racing y desde los 20 años, hace 10, me dediqué de lleno a la gastronomía.

“Comparo mi vida con la de mis viejos. Ellos siempre cuentan que en este país antes del golpe se vivía bien. El salario alcanzaba y ellos pudieron construir la casa donde aún vive mi mamá. Yo tengo un hijo de 5 años, mi mujer trabaja de oficinista y aunque soñemos con una casa no la podré comprar nunca. O al menos, voy a tardar mucho.

“Según mi mamá y mis suegros, nosotros, por desgracia, somos hijos de la dictadura. Desde entonces la situación económica acá es malísima. Gente como yo, que tiene un trabajo, tiene que dar gracias. Me gustaría haber conocido o haber vivido en aquella Argentina, en donde todos dicen que era “el país de la joda” y donde todo el mundo con su trabajo podía progresar”.

‘Me despertó la conciencia política’ Laura Medina, sicóloga, 24 de marzo de 1959.

“Ese día celebraba mis 17 años. Era una adolescente en todo sentido de la palabra. Tenía un novio, cuyo hermano era militante guevarista y una amiga que militaba en Montoneros.

“Desde hacía días en mi casa estaba la radio prendida las 24 horas esperando el desenlace. El golpe se esperaba porque el gobierno de ‘Isabel’ (María E.

de Perón) era un descalabro.

“En las calles había tropas por todos lados y no sabía si mis amigos, a los que había invitado a la noche a festejar mi cumpleaños, podían llegar.

Algunos llegaron y recuerdo que me regalaron un disco de un grupo que se llamaba Contracanto, ‘Homenaje al Che’. Y bromeaban con que ese era el último que vendieron porque después la dictadura los iba a quemar. No se equivocaron… “A partir de ese día todo cambio. Yo quería estudiar sicología, pero la dictadura cerró durante todo el 77 la facultad. Eso me obligó a estudiar el profesorado elemental. Recién en el 78, cuando la reabrieron, pude comenzar los estudios. La carrera fue diezmada. Expulsaron a los profesores, prohibieron a Freud, lo que nos obligaba a estudiar con profesores en forma clandestina y pagando aparte.

“A partir de entonces todo comenzó a pasarme más de cerca. Al hermano de mi novio lo fueron a buscar a la casa. A la hermana de una amiga se la habían llevado secuestrada y ellos vinieron a vivir a mi casa. Yo por entonces no militaba políticamente, pero creo que aquello me despertó la conciencia.

“Después, en democracia, comencé a militar en organismos de derechos humanos y sindicalmente. No sé si hubiese militado si aquí no hubiese habido un golpe con tales características. Creo que mi generación supo convivir y salir de esas situaciones difíciles que vivió el país.

“Desde entonces mis cumpleaños los celebro primero en las marchas contra la dictadura y después en mi casa con mi esposo y mis hijos. Sin duda aquella fecha me marcó a fuego para toda la vida”.

SIETE AÑOS QUE MARCARON LA VIDA DE LOS ARGENTINOS 14-junio-1982 Argentina se rinde. Más de 500 muertos. El general Reinaldo Bignone convoca a elecciones para el 30 de octubre de 1983.

2-abril-1982 Los mismos dirigentes que protestaron contra la dictadura, saludaron en las calles junto al resto de la sociedad la toma militar de las islas Malvinas.

Al igual que con el mundial de 1978, lo que se buscaba era aire, para lograr seguir en el poder.

25-junio-1978 Cuando ya los desaparecidos se contaban por miles y los campos de exterminio estaban en su apogeo, Argentina se consagra campeón mundial de fútbol. La gente festejó masivamente en las calles y vivaba tanto a Videla como a Mario Kempes, el goleador.

29- marzo-1976 Jorge Rafael Videla, jefe del Ejército, asume la presidencia e integra una Junta Militar, junto con otros dos oficiales.

24-marzo- 1976 Tres meses después de que el Ejército le dio un ultimátum al Gobierno para “enderezar el rumbo”, María Estela Martínez de Perón es sacada en un helicóptero de la casa de Gobierno, cerca de las tres de la mañana. El golpe de Estado estaba consumado.

10-diciembre-1983 Asume la presidencia Raúl Alfonsín, quien después del juicio a los integrantes de las tres juntas militares, se ve presionado a aprobar las leyes de impunidad para cientos de militares vinculados a la represión. La democracia aún espera consolidarse

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.