La obsesión de Robinson

La obsesión de Robinson

Cuando Robinson Díaz se mira al espejo del camerino cinco en el Teatro La Castellana, minutos antes de salir a escena, ve a un tipo que se come las uñas.

25 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

“Es un personaje más angustiado que el propio Hamlet”, confiesa el actor que a los 16 años leyó por primera vez este clásico de William Shakespeare y que, próximo a cumplir 40, está seguro de que tiene la edad para interpretarlo.

“Hamlet no es el nerd ni es el loco mechudo o un bobo de probeta –añade–, es un man que todos llevamos dentro y que se repite siempre: ‘¿Me embarco en esto o no me embarco? Eso es lo que sucede con el ¿Tobiornotobi? Eso es lo que nos pasa todos los días a todos y es lo que yo quiero transmitir. Más allá de una reflexión sobre el suicidio, es una reflexión sobre la vida”.

Así habla Díaz –o ¿Hamlet?–, vestido en su traje de lana y chaqueta de cola, a cuadros grandes, color marron. Más que decir frases preconcebidas para una entrevista, el actor vomita visceralmete, habla con sus tripas, con la misma pasión que da pasos cortos por el escenario, en busca de una luz cenital para comenzar el fragmento de la obra que el grupo ha preparado para los periodistas.

“¿Ser o no ser, he ahí el dilema? Pregunta por un altavoz que dirige hacía el público, hablando como el Príncipe al que le asesinaron el papá y le robaron el trono pero, muy en el fondo, pensado como Robinson.

“La adaptación está muy ligada a la realidad de nuestro país, donde no hay justicia. Entonces al existir algo podrido, no le queda a la gente otro camino sino resolverlo por propia mano, así surge la venganza”, recalca Díaz, en el camerino, al terminar la presentación para medios.

“No les ofrecí café”, recuerda al tiempo que enciende un cigarrillo y le da la primera bocanada. Hay silencio. De la boca sale una frase que lo vuelve a su obsesión de estos días, el papel que le hace comerse la uñas y despertarse en la noches, recitando parlamentos.

“Todavía es un personaje que estoy buscando, que lo estoy diseñando, deconstruyendo, no se puede decir que ya lo tengo. Ahora una periodista me dijo: ‘¿Qué mensaje va a dejar Hamlet?’ A lo que le contesté: ‘Mi amor, no pregunte estupideces, que esto es una cosa muy difícil de definir, este es un personaje, que según Harold Bloom, se inventó la tristeza, la melancolía.

Es un ser humano’. Es un personaje que va más allá de Robinson Díaz o de cualquier otro actor que lo interprete”, finaliza mientras aspira el humo del Marlboro.

** La voz de...

Martín Acosta, el director mexicano de la obra, dice que: “Este ‘Hamlet’ tiene grandes ambiciones en el terreno de lo estético y en el campo de las convenciones teatrales y por supuesto del sustento shakesperiano que es el motor que mueve todo. Cuenta con la traducción de Joe Broderick, que entiende muy bien el inglés de época y, a la vez, comprende la Colombia de hoy. El público puede estar tranquilo de que va a ver a Shakespeare y que lo entenderá sin complicarse la cabeza”.

** El club de Shakeaspeare Por iniciativa de Humberto Dorado y Robinson Díaz, hace cuatro años nació este club. Luego se unieron actrices y actores como Ana María Kamper, Vicky Góngora, Diego León Hoyos, Jorge Enrique Abello –por otros compromisos, estos dos últimos no están en la obra–. Con la producción general de Wilson García, el elenco lo complementan Kepa Amuchástegui, John Alex Toro, Carlos Caycedo, Ernesto Benjumea, Ramsés Ramos y Carlos Serrato. Hoy y mañana, se presenta en el Teatro La Castellana, 8 p.m. Entradas a 20, 30 y 40 mil pesos.

** Hamlet no es ‘nerd’ ni un loco o un bobo de probeta, es un ‘man’ que todos llevamos dentro”.

**

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.