Alivio tarifario en energía

Alivio tarifario en energía

El mejor desempeño financiero de las 10 electrificadoras controladas hoy por la Nación permitió a la mayoría de ellas reducir 2 por ciento –en promedio– las tarifas que cobraron el año pasado a 2,5 millones de usuarios en todo el país.

22 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Aunque en algunos casos hubo unas ligeras alzas en el precio del kilovatio/hora, como ocurrió en Boyacá, Norte de Santander, Chocó y Cundinamarca, las reducciones obtenidas en los otros seis casos se consiguieron debido a las compras de energía al por mayor, la recuperación de grandes usuarios y la reducción de las pérdidas de energía.

Según un informe de la cartera de Minas y Energía, conocido por EL TIEMPO, las reducciones se registraron en la Empresa de Energía de Santander donde el precio del kilovatio bajó de 281,63 pesos en el 2004 a 271,4 en el 2005.

Este mismo comportamiento lo sintieron los usuarios de la empresa del Huila donde el kilovatio bajó de 311,88 a 301,69 pesos. Otras rebajas también se dieron en Nariño, Caquetá, Tolima y Meta.

De acuerdo con Camilo Acosta, coordinador del grupo de electrificadoras estatales, luego de al menos cinco años de mostrar pérdidas continuas, las eléctricas comenzaron a mostrar ganancias, las cuales ascendieron a 119.260 millones de pesos en el 2005 en comparación a pérdidas por 79.274 millones en el 2004.

Los mejores resultados obedecieron a un plan de choque que se venía ejecutando y que consiste en mejoramiento de la gestión administrativa, las compras de energía en bloque y el saneamiento financiero de las empresas, entre otros.

Aunque aún hay algunas que siguen mostrando resultados en rojo como Caquetá y Dispac de Chocó, el conjunto de las empresas mejoró. Su Ebitda o generación de caja, pasó de 156.557 millones de pesos en el 2004 a 368.364 millones de pesos en el 2005.

Acosta explicó que mientras que en el pasado todos los años había que sacar una suma del presupuesto nacional para atender las obligaciones de las empresas, este año ellas le van a girar 30.000 millones de pesos a la Nación por concepto de ganancias y otros 30.000 millones por pago de impuestos.

El resto de las utilidades se va a destinar a enjugar pérdidas de ejercicios anteriores y a fortalecer el capital de trabajo de las compañías.

Las pérdidas de energía, uno de los mayores costos que afrontan esta clase de empresas, pasaron del 32 por ciento en el 2002 a 27 por ciento en el 2005, cifra que si bien continúa siendo alta frente al promedio nacional, permitió un avance en este campo.

Acosta señaló que antes que privatizar las empresas, lo que está buscando el Gobierno es atraer capital privado, iniclamente para dos de ellas, Tolima y la Empresa de Energía de Cundinamarca.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.