SALPICÓN DE IDEAS PARA CREAR

SALPICÓN DE IDEAS PARA CREAR

Por qué a algunas personas se les ocurren tantas ideas excelentes? Son más inteligentes o más talentosas que los demás? Se puede enseñar la creatividad? Puede acelerarse al cumplirse determinado plazo?

24 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

El pensamiento inspirado varía según la actividad? La creatividad disminuye a medida que se envejece? La creatividad, según lo revelaron científicos y artistas en un simposio de la Institución Smithsoniana, es un concepto difícil de precisar. Hasta los individuos más innovadores se sienten desconcertados ante la forma como conciben las grandes ideas.

Rosalyn Tureck, la famosa concertista de piano, recuerda haber interpretado una fuga de Bach, poco antes de cumplir los 17 años, y haber total de la conciencia personal: Fue un estado que solo se puede describir como de ausencia de ser, pues no guardo memoria alguna de mi existencia en ese instante .

Ella recuerda haber tenido una profunda experiencia de percepción profunda de la estructura musical de Bach, que exigía una forma absolutamente nueva de ejecución.

Los actos creativos pueden desplegarse en formas mucho menos dramáticas, aunque la innovación no debe confundirse con novelería, ni con cosas tan rutinarias como aprenderse un nombre o un número telefónico. Esto es lo que afirma el médico David N. Perkins, codirector del Proyecto Cero, de la Universidad de Harvard, que es una investigación sobre las aptitudes cognoscitivas en el campo de las ciencias y las humanidades.

Perkins recuerda una anécdota referente a un amigo que viajaba con su familia en Francia. Estos tuvieron que detenerse en algún lugar para consumir una merienda campestre. Tenían todos los ingredientes al alcance de la mano pero faltaba algo fundamental: un cuchillo para cortar el queso.

Mi amigo sacó su tarjeta de crédito y con ella cortó el queso. Este es un ejemplo de creatividad rutinaria. Es algo insignificante pero precioso, así no se trate de un soneto de Shakespeare, ni del Partenón. Pues existe el peligro de concebir la creatividad como algo que solo se da dentro de una selecta torre de marfil .

También está el peligro de equipararla con inteligencia, talento y pericia. Estos rasgos no son sino el combustible que anima al proceso creativo. Coincidencias entre creativos Hay, por lo menos, seis rasgos compartidos que inspiran a las personas creativas y que han identificado Perkins y otros teóricos. Entre más rasgos de estos se tengan, según ellos, más creativo se tiende a ser.

El número uno es una profunda preocupación estética la verdad oculta, como la que Albert Einstein, mejor que nadie, supo desplegar para conjurar la asimetría y falta de elegancia de la física clásica.

Frank Press, presidente de la Academia Nacional de Ciencias, recuerda la elegante tabla periódica que remplazó la difícil y enrevesada carta de los elementos químicos, casi inútiles para predecir las propiedades de los elementos ausentes.

Las personas creativas también parecen estar motivadas, en igual grado, por hallar problemas y resolverlos. Daniel Boorstin, ex director de la Biblioteca del Congreso, habla de la carrera hacia la Oficina de Patentes de inventores tales como Alexander Graham Bell, Henry Ford y Thomas Edison. Los creadores no saben exactamente qué es lo que buscan: simplemente exploran lo desconocido .

Otro rasgo es la comprobación de las ideas. Perkins cree que se requiere algún tipo de objetividad en el trabajo creativo para conjurar la ceguera y el engaño de sí mismo .

El químico Linus Pauling, quien obtuvo un Premio Nobel por su trabajo en enlaces químicos, así como el Nobel de la Paz, una vez le confesó a un estudiante que la forma de obtener buenas ideas es acopiar muchísimas y desechar las malas .

El escultor George Segal plantea la cuestión en términos muy diferentes: Si usted es demasiado original, usted está loco. Tiene que conectarse con algún tipo de tradición .

Los pensadores originales también tienden a trabajar hasta el límite de su competencia, dice Perkins, esto los pone nerviosos, y hasta los enferma.

Finalmente, los individuos creadores parecen motivados a la acción por algo intrínseco más bien que por las recompensas o halagos que seducen a los demás. Pauling dice: En mí se había desarrollado una vehemente curiosidad, a muy temprana edad, sobre la naturaleza del mundo. No ambicionaba ni poder, ni un buen salario. Lo que me motivaba era algo nuevo. Y así me sigue ocurriendo .

Desde luego, la creatividad no es cuestión de seguir seis pasos. Ninguno de tales rasgos afirma Perkins es algo rígido, inflexible e inmodificable .

El escultor Segal describe el absoluto caldo de grillos que nutrió su creatividad: esta, según dice, surge de un revuelo de confusión, desorden e impureza de pensamiento.

Según Segal, los elementos del salpicón que alimentaron su creatividad fueron: presiones familiares para ser respetable y conseguir un buen empleo; las enseñanzas de los expresionistas abstractos, que retaban al arte europeo; el utópico sueño interrumpido, de pronto, por la brutalidad de Stalin; las películas del realismo italiano y sus conexiones con James Joyce y el cubismo de Picasso; la imagen de Jackson Pollock con pantalones de trabajo, desnudo hasta la cintura y dedicado a salpicar de pintura un lienzo sobre el piso.

No entendía cómo podría relacionarse todo aquello... Mi historia se reduce a la forma como me propuse salir de ese enredo . Estar en todo Otras anécdotas demuestran que la gente creadora se prepara para descubrir cosas siguiendo cuatro pasos: empapándose del tema, incubando la idea, formulándose la pregunta y verificando la respuesta.

Pauling dice que su descubrimiento de la estructura alfa helicoidal de las moléculas se le ocurrió al cabo de algunas horas, cierto día en que se reponía de un fuerte resfriado. Aquel día había leído hasta el cansancio novelones detectivescos. Sin embargo, durante 11 años jamás había dejado de pensar en la estructura molecular.

Cuanto más información deposite en el banco de su memoria dice Pauling y entre más se acostumbre a atar los cabos sueltos que se hallen en esa memoria, tanto más se le facilitará la creación .

O, como lo expresó Louis Pasteur: La suerte favorece a la inteligencia preparada .

Puede estimularse la creatividad? El sicólogo Perkins cree que ello es posible: Ciertamente hay muchas cosas que uno puede hacer para provocar el planteamiento de cuestiones y la resolución de problemas . Y solicita, urgentemente, que el desarrollo de la creatividad forme parte de la actividad escolar rutinaria: No como un curso separado en algún rincón del plan de estudios, sino como parte de la historia, de la ciencia, de la literatura, de la gramática y hasta de la ortografía... La creatividad debe estar al alcance de la mano, en todo . Traducción de Luis E. Guarín G.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.