EL COLOR DE LA MEMORIA INGA

EL COLOR DE LA MEMORIA INGA

El yagé es para el artista Kindi Llajtu una forma de conocimiento y una práctica común en su comunidad. Su obra expresa sus experiencias con este rito.

07 de julio 2005 , 12:00 a.m.

El yagé es para el artista Kindi Llajtu una forma de conocimiento y una práctica común en su comunidad. Su obra expresa sus experiencias con este rito.

Kindi Llajtu quiere decir en inga (Nido para colibrí). El artista lo retoma para establecer un juego con la identidad. "Es devolverse, ir de aquí para allá y volver a nosotros mismos, a lo que poco a poco y si nos descuidamos se va olvidando". Quiere reflejar en su pintura una especie de recuerdo de lo que se hacia antes. Es su forma de preservar sus tradiciones y permitir que el Putumayo permanezca siempre presente.

Kindi Llajtu hace parte de las nuevas generaciones de artistas indígenas con una sólida formación académica. Según el crítico Eduardo Serrano: "Su trabajo es el resultado de una singular mezcla de valores que involucra, por una parte, un legado cultural diferente del de la mayoría de los artistas del país y, por otra,unos conocimientos actualizados sobre las técnicas, manejos e historia del arte occidental".

Su forma de pintar es inusual y se aproxima a lo que el propio artista llama un juego entre construir y reconstruir. Consiste en aplicar capas de pintura sobre el lienzo para luego retirarlas. Luego cubrir superficies, recubrirlas una y otra vez y luego raspar capas en algunas zonas hasta destapar el lienzo que sirve como soporte. Este sistema le ayuda a jugar con el tiempo. Ir al pasado y volver. En este movimiento, los recuerdos de Llajtu van aflorando.

La serie exhibida a partir de hoy, en la galería La Cometa, lleva por título El color de la memoria . Son 30 obras en técnica mixta, óleo, acrílico y esmalte. En mediano y gran formato, donde el artista dice que investiga la expresión abstracta y simultáneamente la línea del dibujo figurativo. Dice Llajtu que ha estado depurando el color y que ahora la línea es bastante sutil.

"Pintar es como pescar -dice-. El pescador nunca sabe con certeza qué va a pasar o qué va a sacar del río con su atarraya. La historiadora Adriana María Suárez asegura: "En la pintura de Kindi Llajtu, lo figurativo y lo abstracto se complementan como si fueran dos orillas de un mismo río que continuamente se encuentran, se confunden y, por qué no, hallan su sentido en la imaginación del espectador".

Kindi Llajtu nació en Manoy, Putumayo, en el Valle de Sibundoy, el primero de septiembre de 1976. Habla la lengua inga, que viene de las raíces quechuas. Realizó estudios de artes plásticas en la Universidad Nacional. Desde 1997 ha participado en salones y exposiciones de arte como el Salón Cano, en la Universidad Nacional; La nueva pintura colombiana , del Ministerio de Relaciones Exteriores, en 2003, y varias individuales en importantes galerías de toda Colombia. Fue seleccionado dentro de los diez finalistas que optaron por el Premio Fernando Botero en febrero de este año.

Un catálogo libro será publicado para complementar la exposición que contiene un texto del artista Dioscórides Pérez. Según Llajtu, dicho texto es el que mejor explica su relación con el arte.

Carrera 10 No. 94-30. Teléfono 6019494. Abierta hasta el sábado 6 de agosto, de lunes a viernes de 9:00 a.m. a 7:00 p.m. y los sábados, de 11:00 a.m. a 5:00 p.m. Entrada libre.

FOTO.

Kindi Llajtu pinta sus visiones interiores. Sus obras son abstractas pero también se sirve de lo figurativo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.