NECOCLÍ SERÍA PRIMERA CIUDAD EN AMÉRICA

NECOCLÍ SERÍA PRIMERA CIUDAD EN AMÉRICA

La existencia de una villa más antigua que Santa María La Antigua del Darién dejó de ser un mito más de la conquista española. (VER MAPA)

07 de julio 2005 , 12:00 a.m.

La existencia de una villa más antigua que Santa María La Antigua del Darién dejó de ser un mito más de la conquista española.

(VER MAPA).

El hallazgo de 107 vestigios arqueológicos en Necoclí reveló, por primera vez, que la presencia hispánica se dio primero en este municipio costero antioqueño, en el mar Caribe.

El contacto entre españoles y nativos hace 500 años, se descubrió en la vereda El Carlos, a 2 km. del actual casco urbano y a 200 metros del mar, donde alguna vez existieron un fuerte y 35 viviendas para los conquistadores.

Hasta hace poco, la historia contaba que en 1509 Alonso de Ojeda, Francisco Pizarro y Rodrigo Bastidas desembarcaron en el Caribe para fundar San Sebastián de Urabá, primer asentamiento español en tierras continentales y que ante la hostilidad de los indígenas Urabaes, huyeron en busca de oro a fundar Santa María La Antigua, en 1511; ambas reconocidas como las primeras ciudades españolas en América.

La investigación la iniciaron hace seis meses Iván Espinoza y Diego Jaramillo, antropólogos de la Universidad de Antioquia, con el apoyo de la Alcaldía de Necoclí y el Ministerio de Cultura.

"Hallamos vestigios de dos momentos importantes de la historia. El primero es de los asentamientos indígenas que habitaban la zona, con 2.000 años de antigedad, y el otro cuando se da el contacto con los españoles, hace casi 500 años", explicaron.

" Aunque ya se tenían indicios de la presencia hispánica en Necoclí, es la primera vez que esto se demuestra desde la arqueología", dijo Víctor González, jefe de arqueología del Instituto Colombiano de Antropología e Historia.

Los hallazgos hablan de una primera villa donde los españoles vivieron antes de Santa María. Luego, la villa fue saqueada por piratas y desapareció.

En El Conchero, a cien metros del casco urbano del municipio, hoy con 56.000 habitantes, los investigadores hicieron diez excavaciones.

En un montículo cubierto con caracuchas (conchas de mar) encontraron restos de una aldea de familias indígenas y fragmentos de vasijas, platos, una flauta hecha de una tibia humana, un armadillo tallado en hueso, hachas y un deformador de cráneos, que usaban los Urabaes para alargarse el occipital.

Los investigadores continuarán con la segunda etapa de trabajo en nuevos terrenos, mientras los necocliseños disfrutan el furor de la historia en su pueblo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.