CAMILO A. CABAL

No se sabe si trabaja para vivir o vive para trabajar. Pero sí que con esa misma sensibilidad social estudió en el seminario menor de Palmira con los Hermanos Maristas y en la facultad de derecho de la Universidad Javeriana de Bogotá. Así pasó por fundaciones privadas sin ánimo de lucro, como la Fundación Restrepo Barco. Como siempre, creyendo y practicando: misa cada ocho días y permanente contacto con el de arriba...

03 de octubre 1990 , 12:00 a. m.

Ahora está en el sector público: es el nuevo presidente de la Corporación Financiera Popular.

Habrá que preguntarle, pero seguro seguirá empezando el día con gimnasia y trote, periódicos y noticias. Y terminándolo con algún capítulo de una novela de actualidad.

Entre ese principio y fin, está el ritmo de un ejecutivo que se ha movido en más de una veintena de empresas y juntas directivas. Herencia de su padre, uno de los pioneros de la producción industrial azucarera del Valle del Cauca.

El, con su estilo franco y bonachón, no ignora qué objetivos concisos llevan a resultados precisos. Y que el equipo debe jugar sincronizadamente y cada integrante tener claridad sobre su trabajo. Así, las decisiones son resultado de un consenso.

Para todo eso mantiene la vitalidad en los jornadas de descanso y fines de semana. Balompié, tenis y vela, pero con el soporte familiar: Marcela, su esposa, y sus tres hijos.

Con ellos, y por ser bugueño, no cambia el sancocho de gallina a treinta grados de temperatura en Ginebra (Valle). Tampoco el aguardiente regional tocando guitarra con amigos o asistiendo a algún Festival del Mono Núñez. Lo desvela la región del Pacífico, de la que sabe historias y conoce problemas.

Aunque empírico, Camilo Arturo Cabal Cabal, de 39 años, admira a Obregón, Rayo, María de la Paz Jaramillo. A veces echa mano del pincel de un vecino, pero sin mucho resultado.

Tiene sus opciones: los Beatles o la música clásica. García Márquez o Milán Kundera. Un plato de mar en Buenaventura o en un exclusivo sitio. Pesca en Juanchaco o en Tominé.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.