El milagro de despedirse cantando

El milagro de despedirse cantando

Su presencia, caminando con agilidad y sonriendo sin dientes es un milagro. Rodrigo Silva, del dueto Silva y Villalba, está por emprender la última gira de conciertos junto con Álvaro Villalba, más de un año después de que los médicos le anunciaron que pronto su voz y él mismo podían ser solo un recuerdo.

21 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Habla como si contara una película: recuerda la operación en la que lo desbarataron y lo volvieron a hacer, por la que quedó arruinado. Tuvo que vender su fábrica de confecciones, porque cuando llegó al Seguro con el carné de Sayco, supo que lo desafiliaron. Y aunque lo afiliaron después, perdió la antigüedad.

Ahora, espera mejorarse de dos trombos en la pierna para que “le hagan los terminados” (es decir, le pongan un paladar y unos dientes). “A raíz de eso –dice-, decidimos que 40 años de labores son suficientes para Silva y Villalba y vamos a hacer una gira nacional, por las ciudades, despidiéndonos por lo alto”.

¿Rodrigo Silva ya no pensará más en el dueto? Continuaré con mi estudio de grabación, ayudándoles a los nuevos artistas.

Seguiré componiendo. Solo estaremos fuera de los escenarios.

¿Y Villalba qué dice? ¿Qué puedo hacer? Es mejor salir por la puerta grande. De pronto, por algún motivo especial cantaremos juntos, pero no somos de esos grupos que se despiden cada rato.

La vida no lo dejó ir Prefiere dejar de cantar cuando aún puede hacerlo y no como le auguraron.

“Dijeron que volvería a hablar. Es más, dijeron que podía no salir vivo –dice–. Aún no sé cómo hice para ir a operarme. Tuve que tener un valor o una inconsciencia tremenda”.

Muestra la pierna: debajo de la media tiene un injerto del estómago. La piel que estaba ahí, está en el paladar. El peroné ha pasado a su mandíbula. Fue el trabajo de 23 horas de cirugía. En ese lapso, el médico alcanzó a decirle a su esposa que se perdían las esperanzas. Pero Rodrigo volvió. Estuvo seis días dormido. “Después me dio el estafilococo dorado, que mata a todo el mundo, pero no a mí, y cuando estaba en recuperación me dieron los trombos”, agrega.

Le pronosticaron cuatro meses de hospitalización. A los 15 días estaba manejando. “Son varios milagros”, dice.

¿Una situación así le dará más prisa por hacerlo todo? Es como cuando uno anda a oscuras y le prenden la luz. Comienza a ver cosas que antes pasaba por alto. Analicé el comportamiento humano. Dan más ganas de seguir, de disfrutar mejor lo que tiene.

Antes de la enfermedad, vivió una tragedia. La recuerda al dar las edades de sus hijos: Rodrigo Júnior tiene 37 años; María Alejandra, 23; Rodrigo Eduardo, 18... María Carolina, que murió, nació en el 95.

“Se le cayó el televisor encima –dice-. Le habíamos puesto rodachines a la mesa. Parece que tropezó con un desnivel y la desnucó”.

Jorge Villamil estaba de visita. La niña subió a medirse ropa nueva.

Despúes, los gritos. “Al tomarla en brazos supe que no había nada qué hacer.

No hay día en que no la recuerde. ‘Si estoy despierto, te pienso; si estoy dormido te pienso…’ Veo niñas de su edad y digo: “Así estaba”, veo a las más pequeñas: “Así era”; veo a las de 10 años: “Así estaría”.

Y Carolina, su esposa, no podía tener más hijos.

“Pero, vea, otro milagrito”, dice refiriéndose al menor, Juan David, de 2 años, que tenía 8 meses cuando a él le diagnosticaron el cáncer. “Es un angelito. Pensar en él me dio la fuerza”.

ADIÓS, COLOMBIA Reúne fragmentos de música en vivo, con canciones conocidas como ‘Luna roja’.

CANTAN A VILLAMIL Trae nuevas canciones. La foto se tomó tres días antes de la operación. Pudo ser la última.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.