Más ciclistas, pero el uso del carro no baja OTROS DATOS DE LA ENCUESTA DEL DANE

Más ciclistas, pero el uso del carro no baja OTROS DATOS DE LA ENCUESTA DEL DANE

No se puede afirmar que ir en bicicleta al trabajo o al estudio es una práctica masiva en Bogotá. Pero hay un dato importante: en los últimos 10 años creció el porcentaje de los que se movilizan en cicla.

19 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

En 1996, cuando la firma japonesa Jica hizo el estudio sobre el transporte en Bogotá, el 0,6 por ciento de los ciudadanos se desplazaba en cicla.

Ahora, con base en la encuesta realizada por el Dane entre 24.300 bogotanos para elaborar el Plan Maestro de Movilidad (el cual busca ordenar el tránsito en la ciudad), esa cifra está en 2,3 por ciento.

Una de las causas es la extensa red de ciclorrutas de Bogotá, que tiene nada menos que 297 kilómetros y que se ha constituido en referencia a nivel internacional.

La segunda gran conclusión que se desprende de la encuesta es menos alentadora, pues definitivamente, a los bogotanos les resulta difícil dejar de usar el carro.

Tanto en 1996 como hoy, 15 de cada 100 bogotanos se moviliza en su propio vehículo. Ese grupo se ha mantenido (14,9 por ciento en 1996 y 14,7 por ciento en la actualidad).

En transporte público colectivo se moviliza el 47,5 por ciento de la población y en taxi, apenas el 3,7 por ciento. TransMilenio es la opción del 9,6 por ciento.

La cantidad de ciudadanos que a diario caminan más de 15 minutos para llegar hasta su sitio de trabajo, de estudio o para tomar un sistema de transporte se ha reducido en la última década. Antes los hacían 22 de cada 100 bogotanos, pero hoy ha bajado al 15 por ciento. Más de la mitad pertenece a los estratos 1 y 2.

Y aunque se cree que varios de ellos estarían aprovechando ahora las ciclorrutas para llegar a sus empleos más rápido, la cifra inquieta.

Justo Germán Bermúdez, secretario de Tránsito y Transporte, recuerda que quienes se movilizan a pie, no lo hacen por gusto, sino por necesidad: “Las personas de los estratos 1 y 2 caminan porque no tienen dinero suficiente para acceder al sistema de transporte”.

Y en una columna de opinión publicada recientemente en el TIEMPO, Ana Luisa Flechas, docente de la Universidad Nacional, explicó que ser peatón en Bogotá tiene un precio muy alto para muchas personas.

“(...)En el 2005, si bien se redujeron los índices de accidentalidad, de 399 muertes, el 58 por ciento fueron peatones”, recordó Flechas.

Entre las metas del Plan Maestro de Movilidad (PMM)está la de darles prioridad a quienes se movilizan a pie, y una de las herramientas serán los corredores peatones, como el que aspira a implantar la Administración en el centro. O también en la zona universitaria ubicada entre calles 39 y 49, entre carreras 7a. y 30.

Y una consultoría para el PMM arrojó que la gente sí está dispuesta a caminar más. Aunque ve varios obstáculos para hacerlo, como la inseguridad, la falta de iluminación y la contaminación ambiental.

Aspectos que tendrán que mejorarse. Ya que solo así se podrá ayudar a desestimular el uso del carro y a mejorar la calidad del aire, mediante un mayor número de desplazamientos a pie o en bicicleta.

wingon@eltiempo.com.co .

Del millón 430 mil viajes a pie, el 12 por ciento corresponde a personas de estrato 1, el 41 por ciento a personas de estrato 2, el 37 por ciento a personas de estrato 3, el 7 por ciento a personas de estrato cuatro y el 1 por ciento a los estratos 5 y 6.

En el estrato 1, de las personas que caminan, el 40 por ciento lo hace para ir al trabajo o a estudiar. Eso se llama movilidad obligada.

Los domingos, por efecto de las ciclovías, se dispara la movilización a pie.

Ese día el número de viajes es mayor al realizado en vehículo privado y en TransMilenio.

Lo curioso es que los días sábado, pese a no haber ciclovía, el número de viajes a pie (mayores de 15 minutos), también supera a los realizados en carro particular.

.

OTROS DATOS DE LA ENCUESTA DEL DANE Del millón 430 mil viajes a pie, el 12 por ciento corresponde a personas de estrato 1, el 41 por ciento a personas de estrato 2, el 37 por ciento a personas de estrato 3, el 7 por ciento a personas de estrato cuatro y el 1 por ciento a los estratos 5 y 6.

En el estrato 1, de las personas que caminan, el 40 por ciento lo hace porque tiene como motivo ir al trabajo o a estudiar. Eso se llama movilidad obligada.

Los domingos, por efecto de las ciclovías, se dispara la movilización a pie.

Ese día el número de viajes es mayor al realizado en vehículo privado y en TransMilenio.

Lo curioso es que los días sábado, pese a no haber ciclovía, el número de viajes a pie (mayores de 15 minutos), también supera a los realizados en carro particular, en taxi, en TransMilenio, en moto y en bicicleta.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.