El futuro negro del liberalismo

El futuro negro del liberalismo

Es cierto que así como en épocas pretéritas el liberalismo fue favorecido con lo que en su momento el ex presidente López denominó la ‘operación avispa’, esta vez dicha operación les sirvió y mucho a los partidos de la U y Cambio Radical, que apoyan al presidente Uribe. Si uno observa con rigor, en las listas de tales movimientos hay, en cada cual, por lo menos 10 nombres de reconocidos liberales que por distintas circunstancias –incluyendo las burocráticas– están hoy con el gobernante.

19 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Tal fenómeno diezmó la fuerza parlamentaria del liberalismo, cuyas expectativas eran mayores. ¿Tiene razón el ex presidente Samper en el sentido de que enarbolar la bandera del antiuribismo, casi como causa única, además de desplazarse de los escenarios mediáticos para regresar a la plaza pública a fin de azuzar el trapo rojo, fue una estrategia que fracasó? Es probable.

El clima pro uribista sigue predominando, pese a reparos válidos que se les hacen al Gobierno y al propio mandatario. Mas lo cierto es que el país sigue derechizado y, en su mayoría, satisfecho con Uribe. Por otra parte, la consulta liberal, de la que algunos hablan que fue todo un éxito, a la postre resultó suicida. En primer término porque los votos de Rafael Pardo, Rodrigo Rivera y Andrés González superan a los de Serpa, luego es claro que este no arrasó. Y en segundo término porque gran proporción de los caudales electorales de aquellos no son endosables. La mayoría de quienes votaron por Pardo, y aun por Rivera, fueron liberales que no son serpistas, sino electores conservadores o independientes que el 28 de mayo van a votar por Uribe.

¿En qué quedamos entonces? En el peor de los mundos, si del liberalismo se trata. No es improbable que, así como Serpa obtuvo más de cinco millones de votos en 1998 y apenas más de tres millones en el 2002, ahora logre un guarismo algo superior al millón de votos, lo que sería simplemente desastroso.

Pero ya se sabe que, conociéndolo, Horacio no va a renunciar y él mismo se preguntará que a título de qué. En consecuencia, lo que ocurrirá es que distintos medios y periodistas se encargarán de promover e incluso ‘inflar’ la candidatura de Carlos Gaviria, que por lo demás no deja de ser atractiva.

No solo por novedosa sino porque, a pesar de sus posiciones radicales en temas neurálgicos, es hombre respetable y, sobre todo, con credibilidad.

Claro que para el liberalismo resulta lamentable haber perdido la Alcaldía de Bogotá en las últimas tres ocasiones. Empero, ahora podría suceder con Carlos Gaviria lo mismo que pasó con Lucho, cuando Ernesto Samper dijo en su momento que era mejor apoyar al aspirante del Polo en vez de irse a la derrota con candidato autóctono, aunque para algunos eso tenga poca presentación.

Ello, claro, dependería de Serpa y de César Gaviria, aún jefe único de la colectividad. Y aun cuando parezca deplorable que el liberalismo no tuviera candidato propio en las presidenciales de mayo, ya Antonio Navarro dijo que la competencia del Polo ahora es contra Serpa, no contra Álvaro Uribe. Y, como dicen en política, si no puedes con tu enemigo, únete a él. A lo mejor el ilustre ex magistrado haría papel más decoroso como jefe de la oposición que un Serpa desgastado, que ya se enfrentó a Uribe y fue derrotado y además le aceptó la embajada para regresar otra vez a hacerle oposición abierta.

Así, ¿quién le cree? “Es un buen tipo mi viejo”, decía una nostálgica canción de Piero. Pero no.

No es su momento. Pasó su hora. Y, de persistir en su candidatura, más que hacer el oso, Serpa va a conducir al Partido Liberal a la debacle. Que se pellizque la alta dirigencia liberal, incluyendo al candidato de la consulta hoy triunfante, porque hasta el denostado Partido Conservador le ganó al liberalismo el domingo pasado, lo cual hacía marras no ocurría.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.