Fin de semana por las galerías y museos

Fin de semana por las galerías y museos

‘La era Negret’ empezó esta semana en el Museo Nacional. La exposición reúne 40 piezas creadas por el artista entre 1939 y el 2000: ruedas, tuercas, metales y tornillos que se mezclan en figuras geométricas.

18 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

* Obras en metal a las que el maestro Negret les dio vida.

Al entrar encontrará que está dividida en seis partes según los temas: una introducción, cuatro espacios y ocho esculturas. Primero se exhiben una acuarela y un dibujo que hacen alusión a la etapa de formación de Édgar Negret. En la misma sección podrá observar esculturas realizadas entre 1944 y 1953, en Popayán, su tierra natal. Luego verá el desarrollo de sus primeras propuestas, hechas con láminas de hierro en la obra Uptown-Downtown. Homenaje a Nueva York, que no solo nace de su estadía en esa ciudad sino de su paso por París, donde se familiarizó con los pueblos primitivos, y la Barcelona de Gaudí.

‘La máquina’, como se llama el segundo espacio, tiene obras como Cohete y Puente Colgante, que dan cuenta de su interés por este símbolo del mundo contemporáneo. El siguiente, ‘El espíritu’ hace énfasis en la magia con siete esculturas, resultado de su contacto con los pueblos indígenas americanos. En ‘Naturaleza’, trabajos de los años 80, apreciará obras como Árbol y Bosque. Y en ‘Orígenes’, su acercamiento al mundo prehispánico. Pero eso no es todo: en el recorrido por las salas permanentes, se encontrará con las esculturas de Cristóbal Colón y Manuel Cepeda. No deje de verlas. Hay plazo hasta el 14 de mayo.

.

* Reflexiones sobre la identidad personal.

Una inquietud personal ha acompañado a Ana Patricia Palacios a lo largo de su vida: la dualidad. Y el tema no es gratuito. Ser hermana gemela, idéntica, ha hecho que reflexione mucho sobre ello y parte de esas lucubraciones van quedando en sus obras.

Pensar en la dualidad va llevando a otro punto: la identidad personal. Ese es el tema que aborda en Absurdos paralelos I , una serie de pinturas y dibujos que exhibe en la Galería Casas Riegner. Hay algunos cuadros de gran formato y muchos dibujos pequeños “que se convierten en metáforas de la lucha de los seres humanos por lograr el reconocimiento de sí mismos, de los demás”, explica la curadora de la exposición, Ana María Escallón.

Para la artista paisa, estas individualidades muestran “la problemática de la existencia del hombre mismo. Son problemas cotidianos, gestos, movimientos, situaciones comunes, que a veces se viven acompañados y a veces solos”.

Un elemento une a todos estos personajes que quedaron grabados en esas siluetas trazadas con lápiz y rellenas con pintura: una nariz de payaso.

“Con ese pequeño elemento lo que hago es tratar de ridiculizar esos comportamientos repetitivos que se nos vuelven como tics permanentes”, dice la pintora.

La muestra también incluye fotografías.

.

* El realismo de Santiago Cárdenas, un juego visual .

Es imposible no hacerlo: acercarse tanto al cuadro, quererlo tocar, para comprobar que es una pintura y no una fotografía, un espejo o un objeto real puesto ingeniosamente allí, en la pared.

Eso sucede con obras como los pizarrones o tableros de clase, que parecen recién borrados y quedan algunos vestigios de lo que allí se escribió con tiza. O con los paraguas, o los trajes de señor, o los ganchos de ropa, o los cables de luz, o las cajas de cartón.

Y precisamente al acercarse, crece el asombro al comprobar que se trata de un pintura. La perspectiva y la sensación de tridimensionalidad se pierden para reafirmar que se trata de un obra plana.

Esta retrospectiva del maestro Santiago Cárdenas incluye 120 piezas que resumen su trabajo desde 1959, cuando estudiaba pintura en Rhode Island School of Design, hasta su más reciente producción titulada Sombras.

Es un recorrido maravilloso por las distintas salas del Museo de Arte Moderno de Bogotá se pasa por todas sus épocas: el arte pop, al hiperrealismo y la abstracción- realismo, sin importar de cual se trate siempre predomina la perfección de la técnica.

.

* Carlos Salas y su camino de retorno en la pintura .

“Hoy me pregunto cómo fue posible estar tanto tiempo lejos del taller. El taller es el lugar”. Este fragmento del diario de artista que Carlos Salas decidió llevar el año pasado gracias a la sugerencia que le hizo su hija, refleja esa agradable sensación que se tiene cuando se regresa a ese lugar en el que uno se siente como en casa, ese sitio donde se es acogido y se está cómodo y tranquilo.

Estando allí, en su taller, un sábado cualquiera Salas escuchó una melodía que lo trasportó al pasado, a su pasado de artista, a cómo trabajaba hace unos 20 años. Y ahí comenzó un viaje de Retorno, como se llama la exposición que exhibe en la Galería La Cometa.

“El retorno es emprender el camino de vuelta. A veces ese regreso está cargado de frustración por no alcanzar la meta, pero enriquecido por la experiencia, por lo vivido. Entonces se hace más reflexivo”, dice Salas.

Son 41 cuadros con muchas capas de pintura, capas que representan esas experiencias que se han vivido y que van quedando ahí gracias a la magia del pincel.

.

* ACERCAMIENTOS.

OBSERVACIÓN. Cuando un observador se acerca a una obra de arte se entabla un ‘diálogo’ entre los dos. Y la primera pregunta que surge es “me gusta o no” (no lo entiendo, es muy agresivo, me produce tranquilidad, etc.). Después de esa aproximación que se tiene a un cuadro, escultura o instalación, que es pura sensación, hay que preguntarse por qué le produce esa sensación. Como dice la crítica Ana María Escallón, “hay que despertar el creador que tienen uno dentro y no negarse la posibilidad de ver cosas. Busque algo”. Aquí ya vienen pensamientos como “Me gusta porque me dice algo, porque me puedo imaginar algo, porque está bien hecho”.

Luego se puede apreciar la técnica en la que está hecha, si es óleo, acuarela, dibujo, pintura. Si usa la línea o no, si es abstracto o figurativo. También los materiales, si son convencionales o no. Y así se va conversando con la obra.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.