La ‘celuperversión’ ataca

La ‘celuperversión’ ataca

Una persona está sentada en un banco de la calle leyendo el periódico. Se acerca un grupo de jóvenes. Algunos de ellos le pegan patadas y puños, mientras otros los graban con el celular. Se ríen, lo insultan, se burlan de él.

18 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Luego comparten la filmación con amigos o la cuelgan en Internet. Se trata del último fenómeno urbano de algunas zonas de Estados Unidos y varios países europeos, como Inglaterra, Irlanda y España. Y se llama “happy snapping”, algo así como “la bofetada feliz”.

Pasa, sin embargo, de una bofetada. Se han presentado casos en los que han utilizado palos o bates y han llegado a amarrar al agredido. En Londres (Reino Unido) hubo un muerto y en los demás sitios muchos heridos han terminado en el hospital. Las víctimas son mendigos, enfermos, personas desprevenidas u otros compañeros.

De Inglaterra al mundo La moda comenzó en el sur de Londres hace dos años. Al parecer surgió en los garajes donde se reunían amigos a tocar música, y de allí pasó a los centros escolares. De acuerdo con Guillermo Canovas, presidente de Protégeles (asociación española contra contenidos pornográficos en la red), fue fomentada por empresas de Internet que ofrecían premios a los que enviaran filmaciones de situaciones brutales Desde mediados del año pasado las alarmas se encendieron, al ver que el fenómeno crecía y llegaba a otros lugares. Pero fue en diciembre del año pasado, cuando se produjo un muerto en una estación de metro de Londres.

Aquel día una niña de 15 años, acompañada de amigos, se acercó a un hombre y le dijo que estaba realizando un documental sobre el “happy slapping”. Acto seguido, lo pateó con sus compañeros hasta acabar con su vida.

La policía encargada de la seguridad de los medios de transporte en Londres ha llegado a contar 200 incidentes de palizas de este estilo en seis meses.

Sucesos similares han tenido lugar en Irlanda del Norte (dos jóvenes prendieron fuego a un hombre), en Suecia (un grupo de extrema izquierda golpeó a un neonazi), Dinamarca (dos niños fueron atacados por chicos mayores) y España.

Se sabe que a este país llegó el fenómeno en verano del año pasado y que muchos escolares graban las golpizas o humillaciones a las que someten a sus compañeros. En una de ellas nueve niños agredieron a una niña con Síndrome de Down, a la que insultaron y obligaron a decir frases alusivas al sexo. La grabación fue difundida entre los chicos de la clase mediante Internet.

Un caso que conmocionó a la opinión se desarrolló en Barcelona (España), en enero de este año. Dos jóvenes recorrieron la ciudad insultando y golpeando ciudadanos al azar. Uno actuaba y el otro tomaba el video en el celular. Se reían y decían una frase que suena en un videojuego: “Sonríe a la cámara, Willy”.

Causas Los expertos achacan este comportamiento a varias razones. Una de ellas es el uso incontrolado de los juegos violentos en computador o cualquier sistema moderno al alcance de los jóvenes. Pero no es la única. La presión de grupo también influye.

Padres, profesores, abogados y psicólogos se preguntan cómo detener este fenómeno antes de que extienda aún más su cobertura. Pero no es fácil, pues los chicos cambian con velocidad.

En Inglaterra ahora buscan predios apartados, sin mucho control policial. Y tienen un arma adicional: el conocimiento perfecto de la tecnología, que es parte natural de su vida desde el nacimiento.

LAS RAZONES DE ESTE COMPORTAMIENTO Se ponen del lado de los verdugos por no ser las víctimas. Son chicos nihilistas, hedonistas; el placer para ellos no puede tener límites”.

Javier Urra, defensor del menor en Madrid, 1996 y 2001.

200 incidentes de palizas de este estilo en seis meses ha contado la Policía encargada de la seguridad de los medios de transporte en Londres. Casos similares se han dado en Irlanda del Norte, Suecia y Dinamarca

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.