Secciones
Síguenos en:
ESCÁNDALO EN LUXEMBURGO

ESCÁNDALO EN LUXEMBURGO

Los abogados de tres colombianos que son juzgados en Luxemburgo por lavar 36 millones de narcodólares sindicaron a un ex ministro luxemburgués de haber sido sobornado por uno de los acusados, se supo el jueves de fuentes confiables. Jean-Jacques Schonckert, abogado de uno de los acusados, el economista Franklin Jurado, mostró durante el juicio un cheque de cincuenta mil francos luxemburgueses (unos 1.500 dólares), firmado el 23 de mayo 1989 por su cliente, a favor de Marcel Schlechter, que en ese momento era ministro de Transportes y Obras Públicas.

Por: REDACCIÓN EL TIEMPO
22 de noviembre 1991 , 12:00 a. m.

Schlechter, miembro del Partido Obrero Socialista Luxemburgués (POSL), que comparte el poder con los sociocristianos desde 1984, reconoció haber recibido ese cheque durante una cena con Jurado en el hotel Royal de Luxemburgo.

En una entrevista concedida a la edición luxemburguesa del diario Republicain Lorrain, Schlechter, diputado europeo, explicó que consideró ese cheque como una donación a los fondos de su partido.

Los 18 diputados del POSL estaban reunidos de urgencia el jueves para debatir ese problema, que suscitó una pregunta escrita de un diputado del Partido Democrático al Ministro del Interior.

No queremos afectar a ese parlamentario que es un hombre leal y simpático , explicó el abogado Schonckert a la AFP.

Quisimos mostrar que nuestro cliente Jurado dijo verdad en relación con el asunto y que por lo tanto lo demás que dice también puede ser cierto. Si Jurado hubiera querido lavar sumas de dinero tan importantes como se le imputan hubiera firmado cheques mucho mayores a ministros más influyentes , concluyó el abogado.

Jurado había comunicado ese soborno por escrito a otro acusado, Edgar Alberto García Mantillo, práctica que según un abogado es corriente en todo hombre de negocios luxemburgués .

Pero el documento que figura en el expediente no ha sido traducido. Los jueces que examinan el caso de Jurado, García Mantillo y el tercer acusado, Ricardo Mahecha Bustos, no han dado importancia a las revelaciones de la defensa.

El proceso continuó con el testimonio del juez de instrucción encargado del expediente, Robert Arrensdorff.

Este último subrayó la importancia del papel de la Drug Enforcement Administration (DEA), oficina antidroga estadounidense, en esclarecer el tráfico.

Según él, la DEA ayudó a la seguridad luxemburguesa en su investigación porque era más apta para tratar el expediente.

A las preguntas de la defensa sobre la ausencia de interrogatorio a los banqueros 135 cuentas en 68 bancos europeos o a los titulares de las cuentas cercanos al padrino del cartel de Cali, José Santacruz Londoño, Arrensdorff respondió que no eran útiles al esclarecimiento de la verdad .

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.