LA DERECHA NO ES RADICAL

LA DERECHA NO ES RADICAL

La Derecha no es solo una posición política radical, ni un concepto filosófico; también es un grupo de rock, de buen rock colombiano. Obviamente que el hecho de llamarse La Derecha tiene sus implicaciones y más de uno puede pensar que este cuarteto bogotano es una extensión de los perversos skinheads ingleses y alemanes. Nada que ver. Los miembros de La Derecha son radicales en el hecho de no ser radicales, están abiertos a todo. No llevan la cabeza rapada, ni botas de cuero. Son mechudos y soñadores como cualquier hippie de los sesenta, sin serlo.

13 de agosto 1993 , 12:00 a.m.

El grupo está integrado por Mario Duarte, piano y voz; Carlos Solarte, percusión, Francisco Nieto, guitarra y Josué Duarte, batería. A pesar de que apenas llevan dos años trabajando juntos, es un grupo de profesionales de la música. Todos llevan varios años en esto del rock.

El más veterano es Nieto, quien hace unos años hizo parte de La Pestilencia. Josué Duarte es un baterista con todas las de ley, pues estudió percusión en el conservatorio de la Universidad Nacional; además, participó en la musicalización de la ópera rock El ángel azul. Solarte acaba de llegar de Europa, donde estudió televisión. Mario Duarte es el encargado de ponerle la letra y la voz a casi todas los temas del grupo.

Definir el estilo de La Derecha es difícil ya que es muy heterogéneo. Por eso mismo se engañan aquellos que creen que el repertorio del grupo se compone de baladas como Alice, la canción que los dio a conocer en el país. Alice es solo la punta de un arsenal musical que tiene algo de punk, algo de heavy y un poco de funk. Próximamente comenzará a sonar Contra la pared, un tema más rítmico. Hay otras canciones que tienen listas para incluir en un proyectado larga duración; entre estas, Bala da y Sin catalogar. Todo depende de las ofertas que hagan las disqueras. La ausencia de un bajista en el grupo nos permite tener distintas salidas musicales . No se trata de que prescindan del bajo; cuando lo necesitan, invitan a uno de sus amigos músicos para que les ayude.

Prefieren que cuando se hable de ellos se diga que se trata de un proyecto cultural porque quieren integrar a su producto musical una gran presencia escénica con base en elementos multimedia.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.