Las seis toneladas de cocaína que atravesaron el país por carretera

Las seis toneladas de cocaína que atravesaron el país por carretera

A mediados de agosto del año pasado, un grupo de inteligencia y el bloque de Búsqueda del Ejército recibieron la información sobre los cargamentos de coca que estaban saliendo desde el Meta, y que de alguna forma, estaban atravesando el país hasta la Costa Caribe. (VER MAPA: RUTA DE LA COCA)

16 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

El primer trabajo que se hizo fue con la Fuerza Aérea, para descartar que avionetas ilícitas estuvieran decolando de pistas clandestinas. Sin embargo, paralelamente un informante entregó los datos de tres camiones que estarían moviendo alijos hasta de 300 kilos, por carretera. Fue así como hallaron las 3,8 toneladas de droga en Bogotá, el 31 de agosto.

Pero el trabajo no concluyó allí. El segundo gran golpe del seguimiento que lleva más de ocho meses, se concretó la noche del pasado sábado, en una bodega de la vía La 40, de Barranquilla.

“Sabíamos que aparte de la coca incautada en Bogotá, otros cargamentos habían logrado salir por carretera hacia la Costa, pero no sabíamos a qué punto, a qué ciudad o a qué puerto llegaría”, señaló uno de los militares a cargo de la operación.

Pisos, latas y mostaza Lo cierto es que ‘el viaje’, que podría ser de tubos de pvc, tapetes, material de construcción, e incluso, productos comestibles, atravesaría en tractomulas o tractocamiones la mitad de país.

“Por comunicaciones y otros medios sabíamos que el cartel del norte del Valle estaba pendiente de la llegada y embarque de este cargamento”, indicó el general Justo Eliseo Peña, comandante de la Primera División del Ejército en Santa Marta.

La droga iba procedente del Meta y pertenecería a grupos paramilitares de la zona, que mantienen negocios con los carteles del Valle, según el Ejército.

“A principios de marzo ya teníamos la certeza de que estaban listos para embarcar la droga hacia Estados Unidos y Europa y que iban a aprovechar el día de las elecciones porque la Fuerza Pública estaría concentrada en acciones terroristas. Fue cuando nos arriesgamos a concretar el golpe”, agrega el general.

Con el apoyo del CTI se hizo el allanamiento a las 10:00 de la noche. En la bodega solo había material de construcción y latas de gaseosa apachurradas.

Los perros antinarcóticos no detectaron nada raro.

“Las latas y las baldosas las habían embadurnado con cominos, mostaza y pimienta, para distraer a los perros, pero la audacia de los soldados que hicieron la operación permitió descubrir el cargamento”, dice el general Peña.

En medio de la chatarra y entre las baldosas que estaban empacadas en cajas, se encontraban encaletadas las seis toneladas de cocaína de alta pureza, marcada con logos de caballos y caritas felices.

Según la información del Ejército, la droga atravesó los departamentos del Meta, Casanare, Boyacá, Santander, Cesar, Magdalena y Atlántico.

Para el sociólogo y analista de la Universidad Nacional Gilberto Sánchez, esta incautación ratifica la nueva modalidad para movilizar droga que tuvieron que adoptar los narcotraficantes, ante la ofensiva de las Fuerzas Militares en el sur del país.

“En los cálculos de los delincuentes nunca cabe la idea de que la Fuerza Pública se pueda imaginar que ellos transporten coca por las principales carreteras del país”, señala Sánchez. Lo paradójico del asunto es que una cantidad tan grande de alcaloides no fue detectada por las autoridades que custodian una de las principales troncales del país.

El costo de la droga por kilo es de 20 millones de dólares puesto en Barranquilla, 180 millones en Estados Unidos y 230 millones en Europa.

LOS OTROS CARGAMENTOS El 31 de agosto del 2005, el bloque de búsqueda del Ejército encontró en una bodega ubicada en el barrio Las Villas de Bogotá, un cargamento de 3,8 toneladas de cocaína empacada en tubos que contenían piso sintético.

El 29 de diciembre del 2003, la Policía y el CTI encontraron 800 kilos de cocaína camuflados en una tractomula, al suroccidente de la capital. En el mismo operativo, cerca de este sitio, hallaron 200 kilos más y dos lanchas go fast.

En septiembre del 2002 la Policía del Atlántico incautó en Barranquilla dos toneladas de cocaína, que al parecer habían llegado de Medellín. 10 meses después estalló un escándalo por la pérdida del alijo.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.