Clientes comienzan a sentir el acoso de bancos para que reciban crédito

Clientes comienzan a sentir el acoso de bancos para que reciban crédito

Hace dos semanas, Bancolombia puso a correr a sus competidores tras anunciar una reducción de tres puntos en las tasas de interés para todos los créditos de vivienda. (VER GRÁFICO - TASA DE CRÉDITO PARA ADQUISICIÓN DE VIVIENDA, CRECIMIENTO REAL ANUAL DE LA CARTERA)

15 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Ofrecer una tasa nominal de 1 por ciento mes vencido (12,68 por ciento anual, o UVR más 7,8, por ciento para préstamos hipotecarios) era a todas luces una estrategia tan agresiva que difícilmente podría ser equiparada por los otros bancos que financian vivienda en Colombia y que venían prestando a UVR más 11 y 13 por ciento o al 17 por ciento en pesos.

Pues bien, el domingo pasado, en medio de la jornada electoral, Bancafé lanzó su propuesta y contraatacó al mayor banco del país, ubicando su tasa para créditos de vivienda en 0,95 por ciento nominal mensual en pesos que equivale hasta el 12 por ciento efectivo anual o UVR + 7 por ciento.

La ‘guerra’ por el crédito de vivienda no podría haberse tornado más agresiva.

El Bbva Colombia, entidad que recién adquirió al banco Granahorrar, estudia también la posibilidad de lanzar un nuevo producto hipotecario en las próximas semanas para consolidar su participación en el mercado del crédito hipotecario en Colombia.

Sin embargo, la reducción de interés no alcanza en la misma proporción a la VIS, pues esos clientes no tienen capacidad para adquirir productos como las tarjetas de crédito o los mismos préstamos de consumo.

Elnegocio hipotecario lo lidera el Fondo Nacional de Ahorro (FNA), que tiene el 18,74 por ciento del mercado y que también está en la onda de bajar tasas de interés a sus clientes. Sus niveles actuales son los más bajos y tiene preferencia en las tasas inferiores para el crédito de VIS.

El FNA es una entidad estatal que opera como fondo de cesantías y, según su presidente, Hernando Carvalho, la carrera por la reducción de tasas comenzó cuando el Fondo tomó esa decisión hace varios meses y decidió aumentar su participación en el mercado.

Hoy, el FNA ofrece tasas de UVR más 3,5 por ciento para deudores con ingreso de un salario mínimo y de UVR más 4,5; 5; 6 y 7,5 por ciento para los demás usuarios, dependiendo de su nivel de ingresos. En los próximos días aplicará una nueva baja de tasa para los créditos en pesos que hoy se ubica en el 15 por ciento anual.

Cómo reaccionará el resto de competidores en el mercado de la financiación de la vivienda está por verse. Lo cierto es que quienes entraron primero en la batalla por este segmento del crédito lo hicieron pisando muy fuerte, añadiendo además que están dispuestos a comprar cartera de otras entidades.

Es decir que el beneficio de la reducción de las tasas no es sólo para los préstamos nuevos sino que cobija a los vigentes.

Ya Colpatria había dado un paso adelante en la financiación de la vivienda de interés social cuando el año pasado, ante una propuesta del presidente Uribe, lanzó una línea de crédito para Vivienda de Interés Social (VIS) al UVR más 8 por ciento, equivalente a un 1,13 por ciento mensual, lo cual es más de 13 por ciento efectivo anual.

Esa tasa aplica para quienes reciben subsidios de las cajas de compensación familiar. A los usuarios sin subsidio se les cobra una tasa de UVR más 11 puntos. Para vivienda diferente a VIS, la tasa de Colpatria está en UVR más 10,5 por ciento frente al UVR más 12 en que se encontraba el año pasado.

Esta entidad no condiciona los créditos hipotecarios a sus demás productos financieros.

AVVillas, por su parte, adelanta estudios para competir con mayor eficacia en el mercado hipotecario en este nuevo escenario de menores tasas de interés.

Davivienda tiene también un amplio portafolio de servicios financieros hipotecarios en lo que el cliente puede pagar cuotas desde 8.800 pesos por millón.

Pero el asunto va más allá de la vivienda. Los bancos luchan por los clientes de consumo, cuya tasa de interés es la más alta del mercado, pues está en niveles superiores al 20 por ciento.

En este segmento, le disputa es cada día más evidente. Algunas entidades como el BBVA está comprando la cartera de consumo que se tiene con otras entidades a una tasa de 12 por ciento anual y está ofreciendo líneas a 13 por ciento con plazos de 3 años.

Sin embargo, lo está haciendo por ahora para sus clientes que cuentan con un paquete de servicios. Pero lo estudia para hacerlo general.

.

* Entidades no quieren perder ‘terreno’.

La disputa por los clientes arranca en el tema de la vivienda, pero va más allá.

El año pasado la banca especializada en financiar vivienda desembolsó más de dos billones de pesos. Esta torta se la disputan no solo las entidades bancarias tradicionales, sino también el Fondo Nacional del Ahorro, entidad que administra las cesantías del sector público y privado.

Al 31 de diciembre del año pasado, el Fondo Nacional del Ahorro fue la entidad que tuvo la mayor participación en la cartera de vivienda con 18,74 por ciento. El saldo de la cartera de vivienda del FNA ascendió a 1,5 billones de pesos.

El segundo lugar en este ranking hipotecario lo ocupó la fusión de Bbva-Granahorrar con una participación del 18,28 por ciento, llegando a una cartera de 1,47 billones de pesos.

La fusión Bancolombia-Conavi quedó con una cuota de mercado hipotecario del 17,36 por ciento, ubicándose en el tercer lugar con una cartera cercana a 1,4 billones de pesos.

En la cuarta posición se coloca la fusión Davivienda-Bansuperior con una cuota de mercado del 14,15 por ciento y una cartera hipotecaria de 1,1 billones de pesos.

El banco AV Villas del Grupo Aval participa en el mercado hipotecario con el 10,45 por ciento de la cartera total, con un total de 841.000 millones de pesos.

En este ranking del mercado financiador de la vivienda, aparece en el sexto lugar el Banco Caja Social Colmena (BCSC) con una cuota del 9,60 por ciento, le sigue la Red Multibanca Colpatria que participa con 7,76 por ciento y Granbanco- Bancafé con el 3,66 por ciento.

El conjunto de bancos que atienden el mercado hipotecario (afiliados al Icav) esperan desembolsar este año más 2,5 billones de pesos en créditos.

En enero, las aprobaciones de crédito de estas entidades ascendieron a 217.169 millones de pesos, lo que mostró un crecimiento del 60 por ciento frente al mismo mes del 2005. El mayor crecimiento se presentó en aprobaciones para constructores.

Entre tanto, los desembolsos de crédito hipotecario de estas entidades afiliadas al Icav, sumaron en enero 141.000 millones de pesos, con un crecimiento del 15 por ciento, frente al mismo mes del año pasado.

En este caso, los préstamos a individuales presentaron el mayor aumento. En el caso del FNA tiene 405.000 millones para prestar en el 2006.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.