Los ‘padres’ de la televisión

Los ‘padres’ de la televisión

No buscan la fama, ni ser protagonistas de novela y mucho menos aspiran a pertenecer a la farándula criolla .

15 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Ellos son sacerdotes y su convicción por dar a conocer la palabra de Dios los ha llevado a la pantalla de los televisores.

Se trata de los padres Jesús Orjuela Pardo, más conocido como el padre ‘Chucho’, del Canal RCN; Alberto Linero, de Caracol, y Alirio López, de Citytv. Los tres llegaron por casualidad a trabajar en el medio y su frescura frente a las cámaras hizo que las palabras de aliento se quedaran para compartir su fe con los colombianos.

Ya dominan el lenguaje de las cámaras, los prompters y los directos, como los más expertos comunicadores. EL TIEMPO habló con ellos sobre su trabajo en televisión. .

EL PADRE ‘CHUCHO’ REZA, PERO NO BAILA ¿Qué lo motivó a trabajar en televisión? Es que yo tengo una muy buena noticia. Es la del Evangelio, la de Jesucristo, la de la alegría y la vida. Tal vez el deseo que hay en mi corazón es el de llevar este amor que yo recibo de Dios y compartirlo con tantas personas, especialmente niños, adultos y enfermos que sufren por diferentes motivos. Quiero llevarles a ellos la alegría y la esperanza.

¿Participaría en un programa tipo ‘reality’? Me invitaron a participar en la segunda temporada de Bailando por un sueño.

Mi decisión es que no, porque creo que los sacerdotes no debemos estar allá bailando. Creo que tengo que seguir orando para que Dios cumpla los sueños en el corazón de todos.

¿Es usted vanidoso? (Risas) Me volvieron vanidoso con la televisión. Me puse frenillos por sugerencia pero ya así estoy bien como Dios me mandó. Los dientes, pero ya no más.

¿Tiene algún proyecto en televisión? Viene un programa dirigido a las amas de casa.

¡AJA! LINERO, EL PADRE COSTEÑO ¿Se siente famoso? (Risas) Me tengo que reír porque no me siento famoso, pero la gente si me siente famoso. Yo sigo siendo el mismo man de Santa Marta, del barrio Olivo que ‘patió’ bolas y dio trompadas.

¿Qué tanto lo ha influenciado el hecho de ser costeño en su vida de sacerdote? Yo soy un bacán. Sigo siendo mamador de gallo, me río pero no olvido nunca quién soy. Y yo creo que al Señor le gustó porque llevo 13 años en el sacerdocio, siete estudiando en el seminario y no he dejado de ser quien soy.

¿Qué opina de los ‘realities’? Primero me da piedra, porque la gente recurre a esto para poder realizarse.

Pero me fascina que los medios de comunicación sean capaces de darse cuenta de la responsabilidad social. Soy consciente de que hay construcción de espectáculo, pero también hay una intención de responderle a la gente.

EL POLIFACÉTICO PADRE ALIRIO ¿Cómo se siente frente a las cámaras? Me considero una persona mediática y eso me ha ayudado a llevar esa palabra de Dios a la gente y a ser un promotor del Evangelio.

¿Se siente famoso? No. Solo servidor.

¿Participaría en un programa de ‘reality’? No. Solo si se inventan uno para el desarme de los espíritus.

¿Es usted vanidoso? No. Soy útil, pero no importante.

¿Cuál es su sueño? Lograr el desarme y el respeto por la vida de los colombianos en todo el país.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.