Tenso diálogo con Bolivia por TLC

Tenso diálogo con Bolivia por TLC

El presidente de Colombia, Alvaro Uribe, decidió mantener hasta diciembre de 2006 el mercado para la soya boliviana y la posibilidad de extenderlo hasta fines de la década, al tiempo que confirmó que su administración no variará los términos del TLC que acordó con Estados Unidos.

15 de marzo 2006 , 12:00 a.m.

Además, ofreció financiamiento estatal colombiano a empresarios bolivianos que vendan en Colombia y a los colombianos que compren en Bolivia.

Por su parte, su colega boliviano, Evo Morales, dijo respetar tal decisión, mientras que los empresarios bolivianos y la oposición mostraron su desazón.

Uribe dijo comprender las angustias que ha levantado en los productores bolivianos de oleaginosas el acuerdo de libre comercio con Estados Unidos y reiteró el interés de ayudar a resolver problemas y evitar polarizaciones, como las que amenazan a Morales en caso de confirmarse la pérdida del mercado colombiano de soya en el corto plazo.

La soya, producto estrella de las exportaciones no tradicionales de Bolivia, genera 40 por ciento de las ventas totales bolivianas, que en 2005 orillaron los 2.500 millones de dólares.

En 2005, Colombia se constituyó en el primer comprador de la soya nacional, con 166 millones de dólares y 500.000 toneladas.

La declinación del mercado colombiano de soya supondría la pérdida de 120.000 empleos en Bolivia, según el gobierno de Evo Morales.

El mandatario colombiano defendió el acuerdo de libre comercio con Estados Unidos, que a su vez amenaza con desplazar las exportaciones bolivianas.

Estados Unidos, primer productor mundial de soya, acordó un cupo anual de 900.000 toneladas del grano a cambio de abrir las puertas de su gigantesco mercado a los textiles colombianos.

La viceministra boliviana de Comercio Exterior, María Luisa Ramos, le pidió a E.U. salvar del colapso a la industria de soya de Bolivia y evitar así erupciones sociales en la nación más pobre de Suramérica.

A Estados Unidos “le interesa tener un país estable (en la región), sin conflictos, donde no haya crecimiento de cultivos dirigidos a la fabricación de droga. Ellos (en E.U.) tienen que estar claros que les interesa tener un país en producción. Nosotros (en Bolivia) nos comprometeríamos a seguir trabajando con productos lícitos y que ellos (los estadounidenses) preserven nuestros mercados”, agregó.

Tras la reunión de los dos mandatarios, el vicepresidente boliviano, Alvaro García Linera, dijo que el gobierno boliviano había percibido “receptividad, pero también dureza”, por parte de la delegación colombiana.

Señaló que Uribe fue enfático en señalar que su país firmará de cualquier modo el TLC con Estados Unidos.

Levantamiento indígena por TLC.

Las principales organizaciones indígenas de Ecuador, paralizaron la mitad del país para obligar al Gobierno de Alfredo Palacios a retirarse de las negaciones de un Tratado de Libre Comercio (TLC) con E.U.

El presidente de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), Luis Macas, advirtió a Palacio, que puede terminar anticipadamente su mandato si suscribe el TLC.

Si el jefe de Estado no emite un pronunciamiento oficial en el que desiste de firmar el TLC, la huelga de los indígenas se radicalizará, agregó.

“Vamos a radicalizar la medida y a exigir al presidente que inmediatamente retire a este grupo de negociadores que no está negociando sino sometiéndose a lo que Estados Unidos diga”, afirmó el líder indígena desde Latacunga 90 kilómetros al sur de Quito.

“TLC firmado, Palacio derrocado”, gritaban los manifestantes.

A pesar que las actividades en Quito fueron normales, en 9 de las 22 provincias hubo cortes de carreteras, entre ellas la Panamericana que une a Ecuador con Colombia.

A las protestas indígenas se unieron grupos de manifestantes para exigir la salida de la petrolera estadounidense Occidental (Oxy) y para demanda la entrega de recursos para obras de infraestructura y desarrollo.

Las acciones mantenían ayer virtualmente paralizado el comercio, mientras el transporte se detuvo principalmente en la carretera Panamericana y las vías hacia Colombia.

ESTABILIDAD Luisa Ramos, viceministra de Comercio de Bolivia.

A E.U. le interesa tener un país estable, sin conflictos, donde no crezcan los cultivos dirigidos a la droga”.

Llegaste al límite de contenidos del mes

Disfruta al máximo el contenido de EL TIEMPO DIGITAL de forma ilimitada. ¡Suscríbete ya!

Si ya eres suscriptor del impreso

actívate

* COP $900 / mes durante los dos primeros meses

Sabemos que te gusta estar siempre informado.

Crea una cuenta y podrás disfrutar de:

  • Acceso a boletines con las mejores noticias de actualidad.
  • Comentar las noticias que te interesan.
  • Guardar tus artículos favoritos.

Crea una cuenta y podrás disfrutar nuestro contenido desde cualquier dispositivo.